compra_google_1

Menuda cara debió quedársele al ex empleado de Google, Sanmay Ved cuando, mirando dominios, descubrió que el de “Google.com” estaba libre. “Solía trabajar para Google, por lo que sigo utilizando mucho el producto”, comenta en una entrevista para Business Insider.

En lugar de la cara triste y gris que indica que un dominio tiene dueño, apareció una cara verde y feliz, mostrándole que estaba completamente disponible. Por tanto, este joven especializado en el comercio electrónico se convirtió por unos segundos en el propietario del dominio con mayor tráfico del mundo por tan solo 12 dólares.

“Pensé que se trataba de un error, pero en realidad pude completar la compra”, asegura. Por tanto, agregó su nuevo y recién adquirido producto a la cesta de compra y, aunque ostentaba la certeza de que se produciría un error en algún momento de la transacción, el cobro se hizo finalmente efectivo en su tarjeta de crédito.

compra_google_2

“Tan pronto como terminé de comprar, recibí dos correos electrónicos, uno de [email protected], y otro de [email protected], explica, cuyo contenido no ha querido desvelar. No obstante, asegura que no se trata del procedimiento habitual de Google tras comprar un nuevo dominio.

De este modo, Ved tuvo acceso a la consola de búsqueda de Google a través de Google Site, algo únicamente posible para los dueños del dominio. Sin embargo, esto solo duró unos instantes pues, en menos de un minuto, Google canceló su compra, borró esta acción de su historial de pedidos y devolvió los 12 dólares a la cuenta de Ved.

Sanmay Ved ha reportado el incidente al Centro de Seguridad de Google, desde donde la compañía ha reconocido los hechos. Un representante de Google ha declarado que están investigando el tema, pero actualmente no están notando algo inusual.

Fuente: mashable, businessinsider

Publicado en Miscelánea