Dave Hakkenses es un joven prometedor, además de todo un ejemplo. Consciente de la cantidad de plástico que se enterraba a los vertederos y que acababa en el mar decidió crear el proyecto Precious Plastic, que se basa en la premisa de que el plástico puede ser reciclado fácilmente y que para ello solo se necesitan temperaturas y presiones relativamente bajas.

Mira a tu alrededor y te darás cuenta de los residuos de plástico está en todas partes a nuestro alrededor. Sólo tenemos que solucionarlo y tener herramientas para convertirlo en cosas nuevas. – dice Dave

El proyecto consiste en un conjunto de máquinas de plástico, desarrolladas y diseñadas por él para crear un pequeño taller que permite reciclar el plástico y transformarlo en otros elementos de manera relativamente sencilla. La maquinaria se basa en técnicas industriales en general, pero está pensado para que todo el mundo pueda fabricarlas y crear centros de reciclaje locales. Mientras que está en desarrollo, los planos y el proyecto se comparten públicamente -open source- para que todos puedan aportar su granito de arena.

Hace unas semanas Dave fue premiado con 10.000€ por su proyecto, que ha querido reinvertir como incentivo laboral. A cambios, ofrece 6 meses de trabajo en Holanda para aquél que le ayude a perfeccionar las máquinas.

Puedes saber más sobre el proyecto y por la oferta de empleo en su web y en el siguiente vídeo:

Publicado en Animales