El pasado lunes, aparecía en Twitter una imagen que está causando un auténtico revuelo mediático. La fotografía captura un extracto de uno de los cuadernillos, llamado “Sexualidad, vida y salud”, que acompañan a un libro de biología y geología para alumnos entre 14 y 15 años que cursan 3º de la ESO. En el texto se puede leer que “la homosexualidad y la heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud. Esto se debe a la propia naturaleza de la relación homosexual, que supone asumir un mayor riesgo y suele asociarse a la multiplicidad de parejas“.

secundaria_libros_homosexualidad_1

Por si esto fuera poco, el libro también afirma que tener dudas sobre la identidad sexual durante la adolescencia es completamente normal, ya que se trata de una “fase transitoria hacia la adquisición de la identidad heterosexual”. Además, avisa al lector de que “hay que tener claro que no es lo mismo tendencia o sentimiento que conducta homosexual, ya que las personas siempre tenemos la libertad suficiente para elegir nuestra conducta”.

Como broche final, los autores concluyen que la solución es una “escala de valores y el ejercicio del autodominio“, animando a todos a los alumnos a que calculen los posibles riesgos de infección de VIH, según la cantidad de “parejas sexuales” de una persona.

El ISBN del libro se corresponde con un texto editado por el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y la Escuela de Enfermería de la Universidad de Navarra. La Universidad y la editorial SM llegaron a un acuerdo para la edición de libros en 2007 que se renovó en 2011. Sin embargo, desde la editorial aseguran que el equipo encargado de redactar el libro de texto no es el mismo que el del cuadernillo de sexualidad. “En ocasiones hay centros educativos, como es este caso, que nos piden adjuntar librillos adicionales a nuestros materiales, que ellos mismos elaboran”, confirman fuentes de SM, quienes defienden que ellos no intervienen en ese contenido y que no lo comercializan.

Como es lógico, la FLGTB (Federación de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales) ha denunciado este tipo de prácticas alegando que se trata de “prejuicios que se perpetúan en los niños y esto no contribuye a lograr un respeto y una igualdad. Nosotros trabajamos por la igualdad precisamente a través de la educación, porque consideramos que es la forma de cambiar las bases sociales. Los niños no nacen con prejuicios, se les meten”.

Después de que el usuario de Twitter denunciase este contenido, se han empezado a recoger firmas a través de la plataforma Change.org, solicitando que se retire un libro que “fomenta la homofobia entre los más jóvenes”, apunta la creadora Sonia Hidalgo.

Fuente: Huffington Post, Twitter

Publicado en Miscelánea