En Philadelphia se encuentra uno de los museos mas extraños del mundo. El museo Mutters (Mütters Museum), es un rincón pensado en primer lugar para los médicos y después para los morbosos. Las paredes del Mütters encierran todo tipo de anomalías óseas, y otro tanto de “casquería” embalsamada.

En 1849, el doctor Isaac Parrish sugirió al Colegio de Médicos de Filadelfia iniciar un museo de anatomía patológica para preservar para la ciencia todo el material valioso del que disponían y podrían disponer. Entre algunas de las cosas que los visitantes podían encontrar en su inauguración se encontraban: las piedras de la vejiga del Presidente del Tribunal Supremo John Marshall y el esqueleto de una mujer cuyo costillar fue comprimido por el uso de apretados corsets.

 

Publicado en Insólito

Si te gustó compártelo: