Durante las últimas décadas hemos sido testigos de cómo magos e ilusionistas están reinventándose constantemente. Desde el gran Houdini hasta David Blaine, pasando por el famoso David Copperfield, hoy os presentamos a un mago que ha conseguido dejar pasmados a los mismísimos Penn & Teller, dos de los mejores ilusionistas actuales y con más renombre en Estados Unidos, quienes presentan un programa de magia en el que juzgan trucos de magos talentosos y aspirantes a serlo.

Cuando subió al escenario, Steven Brundage no parecía dispuesto a sacar un conejo de la chistera o a partir en dos el cuerpo de una hermosa joven, pues sus únicas herramientas fueron un cubo de Rubik y una bolsa de papel. Aunque ya hemos visto que con una simple baraja de cartas un mago es capaz de hacer grandes cosas, como el truco de Jamie Raven en Britain’s Got Talent y que no tardó en saltar a todos los círculos virales.

Brundage es capaz de componer el cubo en cuestión de segundos y prácticamente sin mirar. Y por si eso no fuera ya insólito de por sí, meter un cubo mezclado en una bolsa de papel y sacarlo perfectamente colocado ante las miradas expectantes de todos los presentes para este ilusionista es sinónimo de “coser y cantar”.

Este mago neoyorkino asegura que permanece junto a su cubo de Rubik el 99% del tiempo y no nos extraña, pues lo que muchos tardaríamos meses en hacer, Brundage solo necesita 30 segundos para dejarnos con la boca abierta. No te pierdas su actuación completa en el siguiente vídeo.

Original: Steven Brundage

Publicado en Insólito