El karma, según explican varios dogmas dhármicos, es una energía trascendente, invisible e inmensurable que se genera a partir de los actos de las personas. Es como una “ley” de retribución que, según hayan sido nuestros actos -buenos o malos-, nos tratará con vehemencia y seremos recompensados por nuestras buenas obras o, por el contrario, podríamos sufrir las consecuencias generadas a partir de nuestras malas acciones por partida doble.

Creamos o no en ello, hay situaciones que parecen un ejemplo ilustrado de karma y de cómo este a veces se cobra las malas acciones. La de hoy es una de ellas. Se trata de un vídeo que no ha tardado mucho en hacerse viral en las redes sociales y del que todo el mundo habla.

karma_1

En él podemos ver cómo un vehículo le corta el paso a un motorista a propósito al salir de una gasolinera. El conductor del turismo se dejó la cartera olvidada sobre el techo del coche, por lo que al girar e interrumpir el paso del motorista esta cae al suelo. El motorista, en un acto de buena fe, decide seguirle para devolvérsela. El otro, sin embargo, tras ver que la moto le sigue, le hace un corte de mangas y acelera el coche, hasta que se da cuenta de las verdaderas intenciones de su perseguidor.

Así pues, el maleducado conductor detiene el vehículo a un lado de la calzada y le da las gracias por haber recuperado su cartera. Sin embargo, sus malas acciones no quedarán impunes…

Vía: PadWings / Meneame
Fuente: Wikipedia / Karma

Publicado en Miscelánea