Los niños pequeños son auténticas esponjas y tienen la habilidad de copiar y reproducir todas tus palabras, acciones y hábitos, tanto los buenos como los malos.

Además, en su infinita inocencia, son propensos a ver los extremos y no comprenden las medias tintas, por eso este niño de Nueva Zelanda llora desconsolado.

Durante una conversación con su padre el infante empieza a sollozar al ver cómo su padre fuma y bebe. Cuando su padre le interroga por el motivo de su llanto, el niño le responde sin rodeos:

No te mueras.

La particular campaña antitabaco de este adorable niño se ha vuelto viral consiguiendo más de 85000 Likes en 8 horas. Así como la firme promesa de su padre, que ha prometido adoptar un estilo de vida más saludable para convertirse en un mejor ejemplo a seguir.

Original: ‘Don’t die’ Little boy begs dad not to smoke or drink

Publicado en Familia