Estar ingresado en el hospital no es fácil y rara vez será un sitio al que vayas por gusto. Si eres pequeño, es todavía peor pues no entiendes por qué tienes que permanecer ahí cuando lo único que desearías es estar en la calle con tus amigos.

Jason Haney, un trabajador de la construcción, sabe que cualquier pequeño detalle que pueda alegrarte el día vale por dos si estás hospitalizado. Por eso, a este hombre se le ocurrió una idea genial para alegrar a los niños del hospital que está frente a la obra donde trabaja.

Creó una figura de Wally gigante y la llevó a su lugar de trabajo, que está justo enfrente del hospital

wally-hospital1

Su hija le ayudó a construir el Wally gigante que iba a alegrara a los niños

wally-hospital2

Aunque aquí se ve fácilmente, Jason iba cambiando de sitio a Wally para que los niños tuvieran que encontrarlo y se distrajeran

wally-hospital7

¿Puedes ver donde está escondido aquí?

wally-hospital

Los pequeños estaban encantados con su nuevo pasatiempo

wally-hospital5

A veces, la búsqueda es realmente difícil, ¿verdad?

wally-hospital3

Requiere de toda la atención posible y eso que Wally tiene un gran tamaño

wally-hospital4

Es una idea genial poder jugar desde el hospital

wally-hospital6

En un mundo donde no dejan de llegarnos malas noticias de todas partes, es un alivio encontrarse con historias como estas, en las que unos pocos están dispuestos a equilibrar la balanza pensando en los demás y mostrando su dedicación desinteresada.

Fuente: Boredpanda /Fotos: Where’s Waldo… Memorial Children’s Hospital

Publicado en Insólito