El pasado 26 de julio, Juan José Aguilera, vecino del municipio del Bajo Andarax, Almería, estuvo esperando casi 7 horas en el servicio de Urgencias del Hospital Torrecárdenas, al que acudió con una inflamación y dolor en el pie. Nada más llegar, a las 11 de la mañana, avisó en centralita de que es una persona sorda y que, por tanto, no debían llamarle por megafonía. “Pues me he tirado hasta las 5:30 de la tarde”, escribía Juan José en uno de los carteles que muestra en el vídeo que veréis a continuación.

Al parecer, nadie fue hasta donde se encontraba para avisarle. Se limitaron a llamarle por el altavoz, por lo que al final tuvo que volverse a casa sin ser atendido y con una reclamación a la Junta de Andalucía, en la que pide que se adapten los hospitales para que las personas con discapacidad sean atendidas sin barreras y en igualdad.

Aquí tenéis la denuncia pública de Juan José a través de las redes sociales:

Se trata de un incidente puntual“, se excusaba la delegación territorial de Salud de la Junta de Almería. “Sentimos mucho las molestias que le pudiera ocasionar“. Además, han asegurado que intentarán llevar a cabo el protocolo y que incluirán la hipoacusia en el momento en el que el paciente llegue a urgencias, de modo que todos los profesionales médicos conozcan su caso y puedan salir a avisarle.

Marea Blanca Almería, la organización en defensa de la sanidad pública en la provincia andaluza, ha denunciado la falta de adaptación de los hospitales públicos exponiendo como ejemplo el caso de Juan José Aguilera. Desde la Agrupación de Personas Sordas de Almería (ASOAL), han informado que solicitarán un intérprete al hospital, de forma que cubra las necesidades de otros pacientes como Juan.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://www.facebook.com/pg/Marea-Blanca-Almer%C3%ADa-1110007332381203/videos/?ref=page_internal