Dicen que para aprender a andar tenemos que caernos mil veces. Y no es ninguna exageración. Durante el proceso de aprendizaje del bípedo intervienen muchos factores, los músculos se tienen que ir fortaleciendo poco a poco para sostener el peso del bebé correctamente, en el cerebro se van creando nuevas conexiones neuronales conforme el niño intenta probar todas las maneras de erguirse, se desarrolla el equilibrio, etc. Un duro trabajo que ninguno recordamos, y quizá por ello este padre quiso guardarlo en video para la posteridad.

Durante varios meses, grabó el intento por caminar de su hija día a día, hasta que finalmente camina sola. Un video tan tierno como interesante.

Publicado en Miscelánea