El mundo de las mascotas “tradicionales” ha estado siempre dividido entre los partidarios de los gatos y los fans de los perros. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que por gustarte uno u otro bando, le tengas la guerra declarada a otros animales. Aunque es cierto que siempre se ha tendido a tratar a estas dos especies como enemigos acérrimos entre sí.

En realidad esta guerra entre felinos y cánidos es más producto de la imaginería popular que de la realidad. Los perros no tienen nada en contra de los gatos y los gatos tampoco en contra de los perros. Yo mismo he tenido perros y gatos conviviendo en armonía y jugueteando entre ellos.

Hoy os traemos una prueba más que desmonta esta supuesta enemistad milenaria entre gatos y perros. En el siguiente vídeo podemos ver como una gata, que es amiga de una perra callejera desde hace bastante tiempo, permite que sus pequeños cachorros jueguen con ella sin preocuparse en absoluto.

Unas imágenes enternecedoras y raras de ver. Todos los que conozcáis el carácter de los felinos, sabréis que son muy recelosos con sus crías y no suelen permitir que nadie se les acerque a no ser que sea de total confianza.

Fuente: ignoramusky

Publicado en Animales