Los selfies o autofotos llevan entre nosotros mucho tiempo. No es un invento de ahora, pero el nombre que se le adjudicó si tiene pocos años. Con el auge de los teléfonos con cámara este movimiento se ha extendido hasta límites insospechados, y no parece que vaya a acabar pronto. Al contrario, han llegado para quedarse.

Esta moda del selfie tiene muchas vertientes y está tocando varias ramas de la cultura popular. Tanto es así que existen cortos de cine cuyo principal tema es este, versiones más artísticas de esta moda y, como no, gente que se juega la vida de forma inconsciente sobrepasando la linea que separa la inteligencia de la tontuna abiertamente.

El vídeo que os traemos hoy no es nada que sea especialmente original, de hecho hay algunos vídeos parecidos o fotos que buscan el mismo efecto, aunque con una distancia de tiempo mayor entre las fotos.

El trabajo que ha llevado a cabo Hugo Cornellier, no está exento de mérito ya que se ha pasado los últimos 8 años haciéndose un selfie cada día. Esto son 365 fotos al año, sin contar los bisiestos, por 8 años hacen un total de 2920 fotos. Este es el número de imágenes utilizadas para este vídeo, donde vemos cómo Hugo pasa de ser un joven adolescente de 12 años a un adulto de 20 en poco más de 2 minutos.

En mi opinión le falta algo de música para que fuese perfecto, pero eso ya se lo dejará para el próximo vídeo.

Fuente: Hugo Corneller

Publicado en Cultura y ocio