Hay pocas experiencias tan bellas e impresionantes como poder disfrutar de un eclipse solar. Después de todo, es un fenómeno que no se da con demasiada frecuencia y, dependiendo de la parte del mundo donde te encuentres, podrá verse mejor o peor. Sin embargo, cuando tenemos la oportunidad de ver uno, se convierte en un regalo para la vista.

Esto es lo mismo que piensa el equipo de la aerolínea Alaska Airlnes, que retrasó uno de sus vuelos para que los pasajeros pudieran asistir, en asientos de primera fila, a un eclipse solar mientras estaban en el cielo.

El fenómeno, que duró aproximadamente unos 3 minutos y fue grabado desde la cabina del avión, no dejó indiferente a nadie. De hecho, al final todo el mundo comenzó a aplaudir por el maravilloso espectáculo al que acaban de asistir.

Afortunadamente, todos los esfuerzos de la aerolínea merecieron la pena y es que, después de todo, hay oportunidades únicas en la vida que no se pueden dejar pasar…

Original: Alaska Airlines

Publicado en Insólito