Primero el smartphone revolucionó la tecnología de consumo al concentrar en un aparato relativamente pequeño diversos dispositivos, como el reloj, la cámara de fotos, el mp3, el navegador web y cómo no, el teléfono.

Más tarde, las aplicaciones móviles abogaron por la facilidad de uso y democratizaron internet. Gracias a ellas, hoy podemos gestionar nuestros datos, retocar nuestras fotos, consultar el banco o participar en las redes sociales, fácilmente sin tener que tener un máster en informática y edición fotográfica.

Una autentica revolución desaprovechada, ya que según los datos sobre el uso del teléfono móvil, la mayor parte de las aplicaciones instaladas son apps sin utilidad o si la tienen, son olvidadas en nuestro teléfono móvil después de un sólo uso.

Pero, ¿y sí pudiéramos aprovechar la potencia de nuestros smartphone para ayudar a los demás? Ese es el caso de “Be My Eyes”, una aplicación sin ánimo de lucro, diseñada para ayudar a personas con discapacidad visual.

Sé mis ojos.

bemyeyes

Desarrollada por el equipo danés Robocat, “Be My Eyes” es una aplicación de comunicación que conecta a las personas ciegas o con problemas de visión con “ayudantes voluntarios” de todo el mundo a través de un chat de video en vivo.

eyegrid

El funcionamiento es parecido a una red social colaborativa, en la que podemos registrarnos como “ayudantes voluntarios” o, si tenemos algún tipo de deficiencia visual, como “demandantes de ayuda”.

¿Cómo funciona?

aplicacion ciegos2
Es muy fácil, cuando una persona invidente necesita ayuda para realizar una tarea o conocer algún dato de interés, solicita asistencia a través de la aplicación.

El voluntario recibe una notificación de ayuda y establece una conexión de video en directo. A través de la videollamada, el voluntario puede ayudar a la persona invidente respondiendo a las preguntas que necesite conocer para terminar su tarea, por ejemplo conocer la caducidad de un producto.

Pequeñas tareas, grandes soluciones.

aplicacion ciegos4

“Be My Eyes” está diseñada para motivar al voluntario y reconocer su labor, sin suponer ningún tipo de intrusión o sobrecarga. Los voluntarios determinan el tiempo del que disponen para brindar su colaboración al resto de miembros.

Por el momento la aplicación solo se encuentra disponible para iOS, aunque se espera que pronto sea programada para teléfono Android, por lo que si deseas contribuir en la financiación del proyecto sin animo de lucro, puedes hacerlo aquí.

A continuación podrás ver un interesante video de su funcionamiento.

Actualmente, la comunidad se compone de 5.442 invidentes y 72.274 voluntarios, que han proporcionado 11.791 soluciones prácticas, cifras que continúan en aumento gracias a esta aplicación.

Si te parece interesante, descárgala. Un par de minutos de tu tiempo, pueden ser muy importantes para otros.

Fuente: Be My Eyes y xataka

Publicado en Miscelánea