En todos los metros que conocemos existen dos maneras de solicitar ayuda cuando tienes alguna duda (sin contar la opción de preguntar a otro pasajero). Una de ellas es consultar a los empleados que suelen encontrarse en la entrada de las estaciones y la otra es solicitar asistencia telefónica a través de uno de los teléfonos que hay repartidos por la red de metro para tal fin.

Pero lo que ocurre en el metro de Tokio no deja de ser una de esas curiosidades que tanto nos llaman la atención a los occidentales. Lo más increíble de todo es cómo ocurre esto en una de las ciudades más tecnológicamente avanzada del mundo.

No os desvelamos nada para que os llevéis la sorpresa.

Original: gadonj’s channel

Publicado en Miscelánea