Renee Hendrix es una enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital WellStar Kennestone, en Marietta, Georgia. Todos los días durante 33 años que lleva ejerciendo su profesión, Renee ha tenido que enfrentarse a buenas y malas noticias, pues no todos los pequeños consiguen sobrevivir debido a la delicadeza de su estado, por lo que necesitan una gran atención médica.

Son tan frágiles al nacer, que sus padres ni siquiera pueden tocarlos. Su estancia en el hospital podría prolongarse durante meses, antes de llegar a su nuevo hogar junto a sus padres. Por eso, la labor de las enfermeras y del personal médico que vela por estos niños es muy muy especial.

Recientemente, una famosa compañía de pañuelos se puso en contacto con ella para pedirle que si podía asistir a la grabación de una campaña publicitaria. Encantada con la propuesta, Renee aceptó. Sin embargo, lo que ella no sabía es que la productora le tenía guardada una sorpresa que os pondrá los pelos de punta. Solo os voy a dar un consejo, tened pañuelos a mano…

Original: Kleenex Brand

Publicado en Familia