El otro día una buena amiga se lamentaba de su peso, y de cómo a pesar de llevar un par de meses controlando las porciones y “comiendo verde” no conseguía adelgazar.

El cuerpo humano es una maquina compleja que tiende a reducir el metabolismo y el gasto calórico si no recibe los suficientes nutrientes, de esta forma se prepara para afrontar un período de hambruna.

Por ello, mi primera pregunta fue si comía lo suficiente y de forma regular. Con 5 comidas al día y una vida activa, su cuerpo debería haber empezado a perder peso, por lo que algún fallo debía de estar cometiendo. Inmediatamente saltaron las alarmas en mi cabeza, ¿qué es eso de comer verde?

Ensaladas que te harán perder la linea.

ensaladas insanas 4

La mayor parte de nosotros hemos pensando siempre que las ensaladas son un alimento sano y ligero ideal para perder peso, pero lo cierto es que hay ensaladas que engordan mas que una bolsa de patatas fritas.

Cuando basamos nuestra alimentación en un plato monótono y repetitivo, pronto comenzaremos a añadir diferentes ingredientes y salsas para darle un poco de alegría y color. 

El problema es que aun la lechuga, el tomate, la zanahoria, el pepino y otros vegetales sean alimentos saciantes, ricos en agua, fibras, vitaminas y minerales no suelen llegar a nuestro plato solos.

El problema son los amigos.

ensaladas insanas 6

Nadie enloquece por una ensalada viuda, ¿verdad? Así que cuando preparamos ensaladas en casa o salimos fuera a cenar, es normal empezar a añadir sabroso ingredientes a nuestro plato para darle consistencia y sabor.

Pensemos por un momento cuales son los ingredientes de las ensaladas estrellas:

  • Americana: zanahoria, repollo, cangrejo y mahonesa.
  • Cesar: pollo rebozado, picatostes, lechuga iceberg, quesos y salsa cesar.
  • De patata: patatas, aceitunas, huevos, cebolleta y mahonesa.
  • Ensaladilla rusa: verduras cocidas, huevos y mahonesa.
  • Francesa: Mezcla de lechugas, frutos secos y queso de cabra.
  • Italiana: Pasta, atún y aceitunas negras.

Todas son ensaladas y todas una auténtica bomba calórica. Aunque utilicen las verduras como base, el problema es que incluyen una gran cantidad de alimentos ricos en grasas y azúcares, como el pollo frito y las salsas.

Una ensalada completa del McDonalds tiene 604 kcal vs las 510 de un BigMac

ensaladas insanas 8

Mucha gente que acude a McDonalds, elige tomar ensalada como opción saludable y ligera frente a sus controvertidas hamburguesas. Pero ¿es una buena idea?

Analicemos la ensalada Manhattan, una ensalada ilustrada compuesta de carne de muslo de pollo marinado y rebozado, mezcla de lechugas, queso Gouda o Cheddar, tomatitos, zanahoria y una salsa a elegir.

Según indica la página web de McDonalds, sólo la ensalada, sin contar la salsa que le echemos, pesa en torno a 128 gramos y posee la siguiente distribución de macronutrientes y calorías:

ensaladas insanas 9

A esto debemos sumar el contenido calórico de la salsa, algunas de ellas son muy ricas en grasas y azúcares. Para hacer más fácil y escandalosa nuestra comparativa, utilizaremos la opción menos calórica de todas, que también es la más habitual en casa, el aceite y el vinagre.

Según indican en su web, el sobrecito de 20ml de aceite virgen extra (una cantidad menor que la que muchos de nosotros añadimos en casa) suponen añadir 164 kcal, en cambio los 30ml de vinagre de módena no aportarían ni 10kcal extra.

Con el total de los ingredientes pesados y la salsa menos calórica, nuestra ensalada “ligera” suma un total de 604 kcal.

comparativa

Probablemente la persona que eligió la ensalada la escogió pensando que era una opción más sana y ligera que una hamburguesa, pero lo cierto es que al mirar el contenido calórico del plato estrella de McDonalds, un big mac tiene “sólo” 510 kcal salsas incluidas.

La alimentación inteligente.

ensaladas insanas 1

No sólo los ingredientes y las cantidades son importantes, sino que la cocción y procesado de los alimentos es primordial.

Del mismo modo que sabemos que el pollo es más ligero y sano a la plancha que frito y rebozado, tenemos que pensar que acompañar nuestra ensañada de mayonesa no es una buena idea.

El problema es que muchas personas que hacen dieta no poseen grandes conocimientos sobre la información nutricional de los alimentos e infravaloran las calorías que las salsas o el aceite de oliva tienen. 

Además en su error aumentan las porciones, aprovechan para comer una mayor ración de ensalada, servirse doble cantidad de mahonesa ligth o beber más zumo natural porque es más “sano” que los refrescos de cola, por lo que es imposible que pierdan peso de esta forma.

15428_838917266181134_7887937074778238639_n

Con esto no queremos decir ni que comiences a comer hamburguesas todos los días, no son lo mismo las calorías procedentes de las verduras que las de las salsas y carnes, ni que te limites a tomar alimentos crudos, lo que intentamos es que reflexiones y asumas una alimentación inteligente.

La mejor dieta es aquella que no es aburrida, que es variada y que elige los alimentos según las horas del día y del gasto energético que vas a tener. Ya sabes eso de “Desayuna fuerte, come bien y cena ligero”.

Come poco y frecuentemente, cada 3 o 4 horas, de esta forma evitarás tener hambre y no serás propenso a darte atracones a deshora.

Y por supuesto, reduce la cantidad de azúcar y sal en tu dieta, aléjate de las salsas y aderezos, redescúbre el sabor original de los alimentos. Si necesitas dar un toque de sabor a tus comidas utiliza las especias y hierbas aromáticas, que suman aromas, vitaminas y minerales sin aumentar las calorias.

Y por último, lleva un estilo de vida más activo. Camina siempre que puedas, evita ir en coche, utiliza la bici, haz ejercicio moderado o práctica algún deporte. Cada hora que evites estar sentado serán minutos de vida y salud ganados.

Fuente: vitonica.com y peru.com

Publicado en Salud