Alycia Zimmerman es una profesora que se crió, como la mayoría de nosotros, con piezas de construcción como los Lego -o similares-. Pero años más tarde, descubrió en ellas una utilidad que llevar a cabo en sus aulas: acercar las matemáticas a los más pequeños jugando, y para ello, se valdría de las famosas piezas de colores.

Lo primero que comenta en un artículo en su artículo en schooltastic es que no infravaloremos el poder de la sencillez de estas piezas, y anima a padres y profesores a que las “desempolven” sacándolas de sus armarios y las examinen.

No sólo son piezas de plástico de colores

Jugar con estas piezas ayuda a mejorar la percepción espacial de pequeños y no tan pequeños, así como a potenciar su creatividad y a desarrollar su imaginación. Se puede empezar partiendo de una base de 8 unidades, e ir haciendo ejercicios para que identifiquen las partes que las componen.

matematicas-lego-1

matematicas-lego-2

matematicas-lego

matematicas-lego-3

matematicas-lego-4

Las aplicaciones matemáticas son infinitas, vamos a ver algunos ejemplos para las que se pueden usar:

Entender fracciones y aprender a hacer cálculos con ellas

matematicas-lego-6

matematicas-lego-5

Potencias

Media aritmética

matematicas-lego-10

matematicas-lego-9

Y esto son solo algunos ejemplos: multiplicaciones, divisiones, cálculo rápido, dimensión espacial, etc. En todos estas piezas pueden ser una gran ayuda. En esta página (en inglés) enseñan a fondo todas estas aplicaciones.

Fuentes: Schooltatic, homeschoolencouragement. Adapatación del artículo e imágenes traducidas por Lavozdelmuro.net

Publicado en Familia