No todo lo antiguo es mejor. No vacunar a tus hijos es una irresponsabilidad. Pensar que la alimentación de la Edad Media es mejor que la actual es una locura, y dar crédito a las charlatanerías y remedios ancestrales sin fundamento, una conducta de riesgo.

¿Saben cómo se llama a la medicina tradicional que verdaderamente funciona? Medicina.

No importa que no creas en ella, no tienes que tener fe en su funcionamiento. Sus garantías no son el boca a boca o que a un amigo de tu vecino le haya funcionado, sino varias fases de ensayos clínicos y un amplio estudio científico publicado en varias revistas médicas.

Con esto no quiero decir que los remedios naturales no funcionen, sino que debemos alejarnos del oscurantismo y los remedios sin fundamento científico, incluso si algunos de ellos, como la homeopatía, se venden en farmacias.

La fitoterapia y la herboristería funcionan, ya que sus remedios cuentan con principios activos de demostrada eficacia, pero lo siento, poner dos gemas de cuarzo en el pecho de un moribundo no.

Las medicinas efectivas, ya sean tradicionales o modernas, deben demostrar cómo funcionan y qué resultados producen más allá de ninguna duda.

Podrías considerar que dar crédito al horóscopo, la linea de la vida, la homeopatía, el reiki, la cromaterapia, y tantos otros remedios mágicos y pseudociencias, no hace mal a nadie. No obstante, piensa en cuántas personas se han arruinado llamando al tarot o han cometido la imprudencia de abandonar sus tratamientos médicos para acudir a un curandero.

Y sobre todo, piensa en cuántas personas se están enriqueciendo en tu barrio, ciudad o país, a costa de vender remedios y soluciones mágicas que no funcionan, es decir, engañando a personas desesperadas.

A veces no nos damos cuenta de lo absurdo que es algo, hasta que no nos reímos de ello. Por eso, os dejo con esta genial parodia sobre los remedios mágicos y otras magufadas. Reflexiona, comenta en nuestro foro y comparte.

Original: Parodia Homeopatía – That Mitchell and Webb Look

Publicado en Ciencia