Si eres de ese tipo de personas que a pesar de no haber estudiado una carrera relacionada con la biología te crees conocedor del reino animal no podrás negar que una gran parte de ese conocimiento procede de los documentales. Gracias a ellos hemos viajado desde el fondo marino hasta los límites de nuestra galaxia, aprendiendo las características del entorno y de los seres que lo habitan. ¿Pero qué pensarías si descubres que algunos de esos documentales eran falsos, que los científicos que aparecían sólo eran actores y que las escenas de los mismos son recreaciones ficticias?

No es ninguna conspiración, es lo que ha ocurrido con Discovery Channel y sus documentales de tiburones. Los directivos de la cadena debieron recordar las taquilleras cifras de la película Tiburón, por lo que para aumentar su audiencia emitieron una serie de mentiras sobre los escualos, como ataques que nunca existieron, características sobre su tamaño falsas, fotos retocadas, falsos testimonios y científicos que resultaron ser actores.

Señores directores y productores de Discovery Channel, 11.000 tiburones mueren cada hora, si además hacéis pensar a la gente que es un despiadado depredador asesino de bañistas nunca conseguiremos disminuir estas cifras.

Original: Vox

Publicado en Ciencia