La sandía es, por excelencia, la fruta del verano. No solo es deliciosa y refrescante, sino que es muy rica en vitamina C y, aunque en menor medida, en vitamina A, B1, B5 y B6, entre otras.

Compuesta por un 6% fructosa y un 94% agua, la sandía resulta ideal para mantenerse hidratado durante los días más calurosos y apenas engorda, por lo que es un aliado fantástico en cualquier dieta.

Por tanto, se trata de una opción muy saludable que no debería faltar en nuestras neveras de aquí en adelante.

Hace tiempo veíamos cómo cortarla con forma de animales, ideal para servirla en fiestas y reuniones de amigos. No obstante, si lo que quieres es conocer una forma de servirla entera, rápidamente y  sin ningún tipo de complicación, presta atención al siguiente vídeo:

Vía: Jennifer Jenner

Publicado en Cocina