“No conozco el primer Ken que no sea guapo, ni el primer súper héroe gordo. Sin embargo, no veo colectivos de hombres pidiendo que hagan muñecos gordos y superhéroes feos”.

Así comenzaba el mensaje que la conocida economista y escritora Vanesa Vallejo publicó en su muro de Facebook hace días. Una opinión bastante polémica que realizó, eso sí, con lenguaje apropiado y sin faltar al respeto a nadie.

Sin embargo, el simple hecho de manifestar su opinión le ha costado un aluvión de criticas, denuncias y amenazas. Incluso Facebook ha terminado censurando su mensaje y eliminando su perfil de usuaria.

¿Es su mensaje ofensivo o, por el contrario, se ha sacado de madre? A continuación te reproducimos el texto íntegro para que te formes tu propia opinión.

mensaje feministas

  “No conozco el primer Ken que no sea guapo, ni el primer súper héroe gordo. Sin embargo, no veo colectivos de hombres pidiendo que hagan muñecos gordos y súper héroes feos, con el argumento de que viven con demasiada presión social y que hay que tumbar estereotipos de belleza “dañinos”. No he visto a gordos sacando campañas para que las mujeres empecemos a creer que estar pasado de peso es algo lindo. Ni exigiendo que se contraten modelos de pasarela obesos.

 No, los hombres no están perdiendo el tiempo en eso. Ni se organizan para volverse un lobby súper poderoso de gente resentida. Hay muchas cosas que muchas mujeres tienen que aprender de los hombres”

Efectivamente, el mensaje es cuanto menos chocante y probablemente no será grato al oído de muchos colectivos que luchan por la igualdad de la mujer en todo el mundo. No obstante, una opinión es una opinión, y como tal puede escucharse, rebatirse y dialogar sin tener que censurarla ni caer en el insulto. Porque incluso de quien está equivocado se puede aprender.

Primero de todo y sin lugar a dudas, el machismo hace mucho daño y aún queda mucho camino por recorrer. La brecha salarial, la diferencia de trato o el techo de cristal son una realidad, y no pueden ser puestas en tela de juicio. Eso en el ámbito laboral, por no mencionar las miles de muertes y actos violentos que la mujer sufre solo y exclusivamente por el hecho de ser mujer.

vanesa

Solo por eso, la opinión de Vanesa peca de ingenua y superficial; y aun así, no creo que debiera censurarse. Y es que en los tiempos que corren, en España y en parte del mundo estamos empezando a condenar socialmente, y a veces penalmente, a las personas solo porque manifiestan sus opiniones en Twitter o Facebook; y lo que es peor, sin ser estos mensajes de odio o apología, sino simples opiniones que difieren de la mayoría, o al menos del sentir general. Y esto da miedo.

El mensaje de Vanesa no incumple las normas de la red social. Sin embargo, Facebook, ante el aluvión de denuncias recibidas, decidió que su perfil debía ser eliminado.

Lejos de quedar callada, la eliminación de su perfil le ha servido como argumento para su tesis, pues ella misma considera que ha sido víctima de la “tiranía del feminismo colectivista”.

Tras toda la polémica, Vanesa ha publicado un vídeo en el que trata de explicar mejor su punto de vista. Y lo cierto es que es importante que lo oigamos para poder formar nuestra opinión sobre el asunto.

Ahora que tenéis toda la información, es posible que queráis darnos vuestro punto de vista. Lo que está claro es que en cualquier caso, la solución de los problemas del mundo pasa por el diálogo, el respeto y la educación, no por la censura. ¿Tú qué opinas?

“No comparto tu opinión, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarla”.  

Voltaire

Fuente: Twitter

Publicado en Miscelánea