No es la primera vez que nos topamos con una historia insólita en la que una niña termina en estado, como en el caso de Lina Medina, la pequeña que quedó embarazada a los 5 años. Aunque en la actualidad, el debate moral que se forma alrededor de una historia así ha cambiado mucho.

A menudo las situaciones que rodean a un posible aborto son más dramáticas de lo que cualquiera podría imaginar, y eso es exactamente lo que acaba de pasar en Portugal.

Pequeña marenga

Concretamente le ha ocurrido a una niña de 12 años, supuestamente violada por su padrastro, que se ha quedado embarazada… pero legalmente no puede abortar. La causa de este impedimento reside en la ley portuguesa, que permite aplicar un aborto sólo en las primeras 16 semanas (4 meses) de gestación del feto.

Sin embargo, la niña de 12 años está embarazada ya de cinco meses, con lo que, con la ley en la mano, no podría llevar a cabo el aborto efectivo.

No habían descubierto el embarazo

La pregunta parece evidente: ¿por qué la niña no abortó antes? La respuesta es sencilla a la par que trágica: porque ni siquiera sabía que estaba embarazada. Fue en su colegio donde los profesores comenzaron a sospechar de su posible estado y, alarmados, la llevaron al hospital, donde se certificó su embarazo.

Pese a todo, aún le queda un pequeño hueco: según la ley portuguesa, el periodo de aborto puede alargarse hasta las 24 semanas de gestación (6 meses) si se entiende que el nacimiento puede ocasionar daños físicos o psicológicos irreversibles para la madre. Y es ese clavo ardiendo al que intentarán agarrarse entre todos para que el aborto sea posible.

Violada desde que tenía 6 años

La trágica historia de esta niña no comienza aquí, ni mucho menos. Cuando tenía tres años, su familia fue despojada de la custodia. Sin embargo, un tiempo después fue devuelta a su madre biológica.

Fue entonces cuando su actual padrastro, actualmente en prisión, comenzó a violarla. Las primeras sospechas de violación comenzaron cuando la niña apenas tenía seis años.

Publicado en Miscelánea