Las reacciones de los animales nunca dejan de sorprendernos. En muchas ocasiones vemos una bondad innata, y un comportamiento del cual muchos humanos tendríamos que aprender.

Hoy os vamos a contar la historia de la perrita Maggie, y de cómo su instinto maternal la hizo escaparse de su jaula para acudir a los llantos de unos recién llegados cachorros.

Maggie es una perrita de la raza pastor australiano que vive en la residencia canina Barkers Pet Motel and Grooming, en Canadá. El centro aloja a perros de gente que se va de vacaciones y no tiene donde dejarlos. También acoge a perros rescatados sin hogar, en busca de adopción.

cachorros llorones y maggie

Maggie con los 2 cachorros

La adorable perrita había sido madre hacía poco tiempo, pero afortunadamente sus pequeños encontraron un nuevo hogar. Normalmente las hembras tienen el sentido de la maternidad bastante desarrollado, pero en el caso de Maggie, que había sido madre hace muy poco, este instinto estaba más acrecentado aún.

maggie en frente de la jaula

Las cámaras de seguridad grabaron toda la escena

Durante la noche todos los perros duermen en sus jaulas, pero la madrugada del 30 de enero algo cambió. Habían llegado unos cachorros a la residencia y esa era su primera noche en el centro. Asustados por la situación y el desconocimiento del lugar, los pequeños empezaron a llorar.

Maggie escuchó sus llantos, se escapó de su celda y corrió a tumbarse junto a ellos para consolarlos. Todo esto fue captado por las cámaras de seguridad de la residencia canina y visto por Alex Aldred, un trabajador del lugar. Cuando Alex entró a la habitación donde duermen todos lo animales, Maggie salió a recibirle con una alegría inusitada. Entonces Alex comprendió que lo mejor que podía hacer era dejar a la perra dormir con los cachorros.

cachorros llorones

Los dos pequeños ahora están buscando adopción

Maggie no conocía a esos perritos, pero algo le decía que debía ayudarlos y cuidarlos, y eso fue lo que hizo. Ahora están buscando un nuevo hogar, pero mientras tanto, son felices acompañados todas las noches por su madre adoptiva.

Fuente: CBC, Barkers Pet Motel, artículo traducido y adaptado por La voz del muro

Publicado en Animales