La naturaleza es cruel, pero incluso en su estado más salvaje y despiadado ofrece espectáculos realmente increíbles.

Más fieros, grandes, y rápidos son los depredadores. De estos, el grupo de cazadores más curiosos de cuantos animales ha creado la madre naturaleza, son los reptiles.

Serpientes, cocodrilos, caimanes y alligatores, son animales tan perfectos que apenas han evolucionado desde hace miles de añosLongevos y sin síntomas de envejecimiento, fuertes y fieros, apresan sus presas fuertemente hasta la extenuación.

Especialmente llamativas son las serpientes, quienes han desarrollado un portentoso sistema digestivo, capaz de tragar y procesar una presa entera, huesos incluidos. Los cocodrilos por su parte, poseen una impresionante mandíbula que trabaja de forma similar a un cepo, ejerciendo tres veces más presión que la de un león.

Sin embargo, ¿qué ocurre si se enfrentan dos ejemplares adultos de estos dos extraordinarios animales en la naturaleza?

serpiente contra cocodrilo1

Pues, que la fuerza de la contorsión de la serpiente y su mayor libertad de movimiento, no tiene rival.

serpiente contra cocodrilo2

Ciertamente la mandíbula del cocodrilo es portentosa, pero de igual forma que posee una increíble fuerza de mordida.

serpiente contra cocodrilo3

No tiene prácticamente fuerza para abrirla y atacar.

serpiente contra cocodrilo4

La estrategia del cocodrilo es morder y girar sobre sí mismo para retorcerse, romper huesos y crear una hemorragia importante.

serpiente contra cocodrilo5

Obviamente si el animal no es acuático, también tratará de ahogarlo.

serpiente contra cocodrilo6

Sin embargo, en esta ocasión, la serpiente pitón, es capaz de abrazar su cuerpo y adaptarse a sus movimientos.

serpiente contra cocodrilo7

A la vez que ejerce presión, partiendo huesos y asfixiando a su víctima.

serpiente contra cocodrilo8

Tras lo cual, arrastra a su presa hasta un lugar tranquilo, donde desencajará sus increíbles mandíbulas flexibles para engullir la presa íntegra.

serpiente contra cocodrilo9

Sus anillos, le permiten constreñir y compactar la presa para ayudarse en la ingesta.

serpiente contra cocodrilo10

Sus escamas, también son flexibles y su cuerpo se ensancha hasta 10 veces la anchura de su cabeza.

serpiente contra cocodrilo11

Para colmo, y si la presa es más grande, su musculatura y los movimientos en “s” la ayudan a romper las estructuras óseas para reducir el volumen.

serpiente contra cocodrilo12

serpiente contra cocodrilo13

Su tubo digestivo funciona como una compactadora, ejerciendo presión por todos lados.

serpiente contra cocodrilo14

Hasta conseguir engullir un cocodrilo de 2’5 metros.

serpiente contra cocodrilo16

Un bocado que tardará hasta 2 semanas en digerir por completo.serpiente contra cocodrilo15

Con unos impresionantes jugos gástricos capaces de descomponer escamas, huesos, tejidos y músculos con gran eficacia.

serpiente contra cocodrilo17

Y es que la naturaleza ha demostrado ser una increíble ingeniera y diseñadora de especies.

Fuente de las imágenes: bashny Información y adaptación Lavozdelmuro.net

 

Publicado en Animales