Tras haber sido rescatada de una muerte segura y curada por una familia de Newport, Australia, esta urraca se ha convertido en una asidua visitante, amiga y acompañante de juegos de toda la familia. Con mucho cariño, los Bloom empezaron a llamar a su nuevo amigo Penguin.

Noah Bloom, de 11 años, encontró a Penguin intentando volar en el suelo, cerca de una librería en 2013. Sin pensárselo dos veces, la llevó a casa y, ayudado por los demás miembros de su familia (el padre, Cameron, la madre, Sam, y sus hijos Reuben de 13 años y Oli de 9), consiguieron curar a Penguin. Tras haber recuperado un estado saludable, dejaron a la urraca volar libre, pero esta siempre vuelve para pasar un rato con sus amigos y agradecerles lo que hicieron por ella. Suele jugar a mover cosas, pasear por la casa y subirse a los hombros de todos.

Cuando los Bloom salen por las mañanas a sus quehaceres, Penguin se despide de ellos, y luego saluda a los niños cuando vuelven de clase. “Es como un perro moviendo la cola: se sienta ahí en el árbol y agita sus alas como si estuviera contenta”, explicaba Cameron en una entrevista para la ABC News.

“Esta cría de urraca entró en nuestras vidas cuando con solo 3 semanas se cayó de un árbol”

urraca_amistosa_1

“La cuidamos y se fue curando poco a poco, alimentándola con una dieta propia de urracas y con mucho cariño”

urraca_amistosa_2

“Ve la tele, salta con los niños y por las mañanas vuela a nuestra cama y se acurruca”

urraca_amistosa_3

“Nunca pensé que se convertiría en parte de la familia como lo es ahora. Los niños la quieren como si fuera un perro”

urraca_amistosa_4

urraca_amistosa_5

“Es libre de volar e irse, pero a menudo nos ronda por las mañanas hasta que los niños se van al colegio y luego se va a hacer sus cosas”

urraca_amistosa_6

“Si agitas los brazos como si fueran alas, ella hace lo mismo”

urraca_amistosa_7

urraca_amistosa_8

“Pasa bastante tiempo volando dentro de la casa, recogiendo las sobras de los niños y jugando. Está bastante domesticada”

urraca_amistosa_9

urraca_amistosa_10

“Cuando los niños juegan a voleibol con sus amigos, Penguin va volando de un niño a otro y se mete en el juego. Es bastante divertido y caótico”

urraca_amistosa_11

urraca_amistosa_12

“Si hay otras urracas alrededor va directamente hacia la casa y vuela dentro para que no le piquen.”

urraca_amistosa_13

urraca_amistosa_14

urraca_amistosa_15

“Hace unos pocos meses hubo otra cría de urraca en el vecindario. Penguin empezó a jugar con ella y la trajo a casa”

urraca_amistosa_16

urraca_amistosa_17

urraca_amistosa_18

“Penguin y la cría jugaban y se hacían amigos. Fue genial”

urraca_amistosa_19

urraca_amistosa_20

urraca_amistosa_21

urraca_amistosa_22

urraca_amistosa_23

urraca_amistosa_24

urraca_amistosa_25

La familia Bloom abrió una cuenta de Instagram dedicada a Penguin donde, a través de estas y otras fantásticas fotografías, narran una historia llena de agradecimiento

urraca_amistosa_26

Fuente: boredpanda, daylimail, abcnews

Publicado en Animales