Un anuncio belga nos recuerda, en tan solo 45 segundos, la importancia de abrocharse el cinturón, para nuestros cuerpos… y nuestras almas.

El spot obtuvo el León de Bronce en la rama de salud pública y seguridad del festival internacional de publicidad de Cannes.

El vídeo salió a la luz en 2002 causando un gran impacto en su momento. Aunque a día de hoy nos sigue sobrecogiendo las imágenes y, sobre todo, el mensaje.

Esperemos que os guste y os logré concienciar un poco más acerca de la gran importancia que tiene el uso del cinturón en el vehículo.

Publicado en Miscelánea