Originariamente estaba pensado para su salida en PS3, pero un cambio radical en toda su producción generó la película interactiva que tenemos en las manos hoy en día. Un regalo para los amantes del misterio y los relatos de terror en forma de aventura interactiva es lo que Sony ofrece a los usuarios de PS4. Contiene todos los ingredientes que hacen popular a este género: drama, terror, ambientación claustrofóbica, tensión continua, gore y un asesino en serie implacable. Siempre anotado con ciertos matices, ya que a lo largo de la aventura el cariz del asesino se va volviendo más surrealista y toma otros derroteros que no imaginábamos al comenzar la historia.

Como buen slasher que se precio, tenemos un grupo de amigos que vuelven a un lugar inhóspito donde ocurrieron acontecimientos terribles perseguidos por un asesino y con todos los tópicos del género. A primera vista puede parecer un punto de partido estereotipado, pero su atractivo progreso narrativo y el apego con los personajes (8 protagonistas) que cuentan con unos rasgos muy personales y la toma de decisiones será uno de sus puntos fuertes.

Una aventura gráfica comparable a las historias de David Cage (Beyond, Fahrenheit, Heavy Rain…) que bebe del survival horror añejo sin llegar a entrar en ese nicho, ya que el instinto de supervivencia y la dureza de situaciones de los clásicos como Resident Evil o Alone in the dark no están en este juego, siendo un relato donde prima la historia y la toma de decisiones puntuales. Alabada por un apartado técnico sobresaliente: gráficos, música y control exquisitos. La jugabilidad y mecánica del juego es sosegada, mediante registro de pistas e interactuación con el entorno para encauzar el siguiente paso en la historia y gran cantidad de “quick time events” que nos mantendrán alerta en todo momento, ya que aparecerán en pantalla fugazmente y nuestra rapidez será esencial en el devenir de los acontecimientos. Y es que la toma de decisiones si está bien implementada, logrando cambiar partes del juego y variar el final del mismo en cada partida, consiguiendo que sea altamente rejugable, además de lograr engatusar al jugador para conseguir los secretos que esconde su estupenda historia. A pesar de ciertos personajes que son anecdóticos, quizá metidos con calzador como el doctor Hill y el enfoque que toma la historia en los últimos capítulos que se presiente el desenlace, es una crónica admirable y eso en este tipo de videojuegos es esencial.

En definitiva, Una puesta en escena deslumbrante y un desarrollo más que interesante hacen de Until Dawn una aventura notable. Una duración alrededor de las 9 horas “hasta el amanecer”, secretos, tomas de decisiones, rejugabilidad, terror, gore y protagonistas cargados de personalidad es lo que nos espera en esta historia de terror interactiva exclusiva de PS4.

La banda sonora de Until Dawn es una maravilla.

Publicado en Tecnología y videojuegos
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/
http://sanitariumofculture.blogspot.com.es/