Los bizcochos son un clásico de la repostería. Esta no sería nada sin la textura y el sabor del bizcocho, base de la mayoría de las tartas, y el bizcocho no sería nada sin el huevo. El arte de la creación de tartas está llegando a unos puntos de realismo y complejidad fantásticos, pero una manera de hacer un homenaje a su ingrediente principal y servir una original presentación poco común, es prepararlos como explica el siguiente vídeo.

Para ello vamos a necesitar los siguientes ingredientes e instrumentos de cocina:

12 huevos
1 chincheta o un alfiler
1 cuchara de madera o instrumento para extraer la yema de la cáscara.
2 tazones.
1 cucharada de sal
aceite vegetal
molde para muffins,
papel de aluminio.

Una forma alternativa que quizá no se te había ocurrido y que también puede servir de complemento a otros elementos de repostería.

Original: BuzzFeed food

Publicado en Cocina