¿Nunca se os ha pasado por la cabeza de decirle a alguien que espera el autobús en una parada “súbete a mi coche, te llevo”? Sobre todo durante el verano, cuando más calor hace. De todas formas, poca gente confiaría en alguien que le hiciera esa propuesta, sobre todo si se trata de una ciudad grande.

El protagonista de este video, para ganarse aún más la confianza de la gente (parece que si llevas un coche de lujo tienes más credibilidad) alquila un Ferrari durante unos días y ofrece viajes gratuitos como alternativa al autobús.

Lo que no esperaba encontrarse era con un peculiar acompañante. Una de esas personas que tras pasar unos minutos con él te hace ver la vida de otra manera.

Original: Whatever

Publicado en Miscelánea