En la versión asiática del famoso reality de talentos, Asia’s Got Talent, hemos podido ver actuaciones que nos han dejado completamente pasmados. En este caso hemos escogido el número de un grupo de jóvenes de origen filipino, el cual les hizo pasar directamente a la final, gracias al codiciado pulsador dorado.

Para su segunda interpretación en esta edición, Gamma Penumbra, que así es como se hacen llamar estos jóvenes artistas, decidieron hacer un tributo a la madre naturaleza, utilizando únicamente las sombras que proyectan sus cuerpos, para regalarnos un verdadero espectáculo visual cargado de belleza. La coordinación y la perfección del ejercicio hizo ponerse en pié, no solo a los cuatro miembros del jurado, sino a todos los presentes.

‘Colores en el viento’ fue la canción escogida por el grupo, al estar estrechamente relacionada con el sentido y la temática de la actuación. Apuesto a que nunca habíais visto un espectáculo de sombras chinescas tan hermoso como este…

Fuente: Asia’s Got Talent

Publicado en Cultura y ocio