¿Estas cansando que los restaurantes de comida rápida sirvan un producto completamente distinto al de las fotos de sus anuncios? Es algo que se puedes llegar a entender siempre y cuando la diferencia sea pequeña, pero cuando la hamburguesa de la foto parece un rascacielos cargado de ingredientes frescos y la que te ponen parece recién atropellada algo falla, y desde luego que la culpa la tenemos los consumidores por no exigir en los restaurantes un mínimo de calidad en cuanto a cantidad de ingredientes y aspecto.

Por ello Mr Greg decidió grabar un video de cámara oculta en el que iba restaurante por restaurante exigiendo que su comida se pareciera a la de la foto, y lo mejor de todo es que lo consiguió.

Original: MediocreFilms

Publicado en Miscelánea