La joven de la imagen se llama Harley Dabbs y a pesar de que solo tiene 21 años, ha tenido que pasar por mucho en la vida. Su casa fue pasto de las llamas cuando solo tenía 2 años, pero lo peor de todo es que Harley estaba dentro. Sus padres no pudieron rescatarla a tiempo y sufrió gravísimas quemaduras que estuvieron a punto de acabar con su vida. De hecho, los médicos dijeron que moriría con un 98% de probabilidades, pero Harley se aferró a ese 2% y, por ende, a la vida.

Harley, natural de Eden, Carolina del Norte, sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo, y a pesar de que todos los pronósticos eran desfavorables, poco a poco pudo recuperarse y hacer una vida más o menos normal.

Sin embargo, durante más de 18 años ha sufrido acoso escolar y bullying por su secuelas físicas, las cuales incluso le hicieron plantearse el suicidio, pero ahora vuelve con más fuerzas que nunca para compartir su historia. Un testimonio que no ha tardado en extenderse por todas las redes sociales, y que está inspirando a miles de personas:

Cuando tenía 2 años, la casa de Harley Dabbs se incendió con ella dentro. La niña sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo, pero afortunadamente logró sobrevivir

“Mi madre estaba lavando la ropa y los cables se calentaron tanto que todo terminó en llamas”, narra Dabbs

En estos últimos 18 años, Harley ha estado constantemente entrando y saliendo del hospital para injertos de piel y cirugías. Hoy se siente una afortunada por haber sobrevivido

Harley fue tratada en el Hospital Shriners para Niños de Cincinnati, donde conoció a muchas personas que estaban pasando por lo mismo que ella. Así fue como entabló numerosas amistades con las que se sintió muy comprendida y con las que se mostraba a gusto siendo ella misma

Sin embargo, durante su niñez y adolescencia Harley sufrió acoso escolar y bullying, solo por verse diferente a las otras chicas. “Siempre me ponía mucha ropa, incluso en verano llevaba pantalones largos y abrigos”, comenta. “Odiaba mi aspecto y quería morir. Contemplé el suicidio en varias ocasiones”

Pero recientemente Harley ha vencido a sus demonios y se ha tatuado un ave fénix en su espalda para marcar un cambio personal en su vida. “Estoy hecha formidable y maravillosamente”

Joshua, su novio, siempre ha sido una fuente de apoyo para ella: “Me hace sentir hermosa hasta en los días que creo que no lo soy”

“Quiero convertirme en enfermera y dar charlas eventualmente. Quiero ayudar a las gente a entender que son hermosos sin importar cómo les retrate la sociedad”

Actualmente Harley se siente como el fénix de su espalda y dispuesta a ayudar a todos los que lo necesiten. Comparte el hermoso e inspirador mensaje de Harley, pues seguro que dará muchos ánimos a aquellos que más lo necesitan

Fuente: dailymail

Publicado en Miscelánea