Las plantas llevan sobre la Tierra cientos de millones de años. En todo este tiempo han perfeccionado su forma para esparcir sus semillas de una manera eficaz y seguir perpetuando la especie.

En diversos lugares no existen animales que puedan a ayudar a las plantas en su cometido y utilizan otros métodos de dispersión de semillas como el método de anemocoria (ayudadas del viento) o hidrocoria (ayudadas por el agua). Pero como la naturaleza es muy sabia y no le gusta que las plantas dependan de nada ni nadie para poder seguir adelante, se inventó una manera más, que es la Autocoria o autodispersión.

La última forma consiste en guardar las semillas en una vaina y crear tal presión dentro de ella que al más mínimo roce o movimiento explotan lanzando sus semillas hasta una distancia de 4 metros. Este método es un espectáculo visual y más si lo vemos a cámara lenta y en primer plano como en el vídeo que os mostramos a continuación. Disfrutad de este espectáculo de la naturaleza.

Fuente: Smithsonian Channel

Publicado en Ciencia