Los hombres somos expertos en tomar decisiones disparatadas, ideas locas de gran riesgo que no siempre terminan bien.

El caso es que cuando te ves envuelto en alguna ocurrencia absurda, no te das cuenta de tu error hasta que todo falla. No importa que tu mujer te repita que debes parar a preguntar, que puedes caerte o qué tengas cuidado, tú crees que has tenido una buena idea y la llevas a cabo.

Cuanto mayor riesgo y más difícil la tarea, más absurda puede ser la lindeza. Por no hablar del efecto de grupo, cuando todos pensamos que es brillante y nada puede salir mal, y nos animaos entre todos.

Por ejemplo, si tenemos que meter un pesado jeep dentro de un gran trasatlántico, ¿por qué no lo hacemos con dos débiles tablas de madera? ¡Venga manos a la obra!

Original: Car boarding a ship over a plank

Publicado en Insólito