Christoph Rehage, es un joven aventurero que tras estudiar y trabajar en ciudades como Wichita, Paris o Beijing, decidió realizar un gran viaje caminando.

Según Rehage, caminar tiene algo maravilloso y terrible a la vez. Es una actividad espontánea, de esfuerzo contenido pero continuo, que cansa y enamora a partes iguales.

Además, es más divertido que ver la televisión, más barato y te permite conocer nuevos lugares llenos de gente interesante.

Por estas razones, Rehage, decidió emprender el que sería el viaje de su vida, nna travesía a pie desde Beijing hasta Alemania.

El camino más largo.

Antes de partir, Rehage decidió que se realizaría un selfie cada día para poder observar como el viaje le cambiaba.

viaje selfie 3

El 9 de Noviembre de 2007, el mismo día de su 26 cumpleaños, Rehage comenzó su viaje a pie. Tenía la barba afeitada y el cabello rapado, su piel era pálida y en su cara se dibujaba una sonrisa de nerviosismo e ilusión ante lo que estaba por venir.

Captura de pantalla 2015-03-25 a las 1.05.19

Conforme pasaban los días y los kilómetros, los cambios se reflejaban en su cara.

Captura de pantalla 2015-03-25 a las 1.05.34

El frio, el Sol y el viento transformaban su piel, pero el viaje y la gente cambiaban su visión de la vida, su forma de pensar y su corazón.

viaje selfie 2

Un año después, había recorrido más de 4000 kilómetros, pero no había llegado hasta Alemania. En su decisión de utilizar sólo sus pies como medio de transporte, Rahega llegó de Beijing hasta Urumqui, cruzando montañas heladas, caminos solitarios y el ardiente desierto de Gobi.

Cuando por fin realizó su última fotografía, algo había cambiado muy dentro de él; ya no era la misma persona que había comenzado ese viaje.

Muchas otros aventureros han emulado el viaje de Christoph Rehage inspirados por su experiencia, y es que a juzgar por los cambios físicos que se observan en este video, fue una aventura inolvidable.

Fuente: aplus.com

Publicado en Insólito