bebe-agua5

Este vídeo ha provocado la ira y la indignación de miles de usuarios de internet. Una de las cosas que más críticas ha recibido es que no se entiende cómo el pequeño, cuando se hunde en el agua, no recibe ayuda inmediatamente.

“¡Podría haberse ahogado!”, “¡No me puedo creer que no hicieran nada!” Son algunos de los comentarios que más se repiten.

Puede parecer violento ver a un bebé, que no superará los cinco meses de vida, caerse al agua. Sin embargo, está demostrado que los menores de ocho meses tienen un reflejo que les permite sumergirse sin tragar agua.

Es lógico, sus 9 primeros meses de vida lo han hecho en un medio líquido amniótico. Por ello se dice que, una vez que el bebé haya nacido, si se le permite seguir en contacto regular con el agua, no perderá dicho reflejo y lo verá como algo natural. Esto favorece que el proceso de aprendizaje sea mucho más espontáneo e instintivo.

A pesar de ello, ¿sigue siendo una imprudencia dejar a un bebé de tan corta edad reponerse solo de una caída en el agua?, ¿aprender a nadar tan pequeño puede salvarle en un futuro?. ¿Qué piensas?

Fuente: Dov

Publicado en Miscelánea