Narayanan Krishnan es uno de esos héroes terrenales de los que tanto nos gusta a hablar, sobre todo porque gente como él tiene que ser conocida por todos. Su labor es digna de aplauso y su forma de ser completamente inspiradora.

Krishnan trabajaba como chef en uno de los hoteles más prestigiosos de la India, pero una situación muy dura que presenció hacer a un mendigo le hizo cambiar por completo, abandonando su trabajo dando de comer a personas adineradas para pasar a alimentar a mendigos. No sólo les da comida cada día, sino que los lava y les corta el pelo.

“Cuando alguien se siente psicológicamente persona vuelve a ver las cosas de otra manera. Yo le doy los nutrientes físicos que necesitan, teniendo eso cubierto se nutre la mente” Dice para la CNN

Original: CNN

Publicado en Miscelánea