Desde pequeños, a todos nos han enseñado lo peligroso que puede ser jugar con fuego. Estas advertencias iban encaminadas, principalmente, a que no nos hiciésemos daño, pero también a que no dañásemos el mobiliario de la casa…

Ahora, ya de adultos, la mayoría de nosotros tenemos muy claro cómo y dónde podemos o no usar un mechero… y si, digo la mayoría porque todavía existen algunos inconscientes que no tienen claras las consecuencias de usar un mechero mientras se reposta gasolina o dejar una llama encima de una pila de papeles.

Sé que pensáis que estas cosas solo pasan en las películas de risa, pero el siguiente vídeo nos demuestra que la inutilidad humana no tiene límites. En él veremos a un youtuber japonés enseñándonos lo bien que funciona su nuevo mechero y… bueno, mejor que lo veáis y así no os chafo la sorpresa.

P.D: Tal vez si esta demostración la hubiese hecho en uno de sus magníficos baño japoneses la que habría liado sería menos escandalosa.

Fuente: みっと

Publicado en Miscelánea