in

10 alimentos que no deberíamos comer nunca

Cuando buscamos alcanzar un estilo de vida saludable, lo primero en lo que debemos reparar es en nuestra dieta. Puede que hagamos mucho deporte, pero si no prestamos atención a lo que comemos, seguiremos padeciendo ciertos problemas de salud. Y es que muchas personas no tienen conciencia alguna sobre lo que comen. Saben que la comida basura es mala, pero no suele importarles hasta que surgen problemas de salud relacionados.

El problema es que las consecuencias para la salud de comer malos alimentos tardan en llegar. Solo después de muchos años, comenzamos a sentir las consecuencias de una mala nutrición y, para entonces, puede que sea demasiado tarde. Es más, las consecuencias podrían traducirse en muchas enfermedades graves e incluso fatales. Pero abusar de alimentos muy saludables e incluso beber demasiado agua a diario, también puede ser perjudicial. Por ello, la moderación es el componente clave para una dieta saludable.

Así pues, os sugiero que prestéis mucha atención a lo que coméis y cuánto coméis. No es tan sacrificado como podáis creer, y os ayudará a practicar vuestro autocontrol. Si aún no sabéis por dónde empezar, aquí os dejamos una lista de alimentos que debéis evitar:

Carne de tiburón

Ser mordido por un tiburón es malo, pero comer su carne también lo es. La carne de tiburón contiene altos niveles de mercurio y, cuando la ingerimos normalmente, la alta concentración de mercurio puede ocasionarnos ceguera, pérdida de coordinación y, en casos excepcionales, incluso la muerte.

Si deseáis comer carnes similares, pero sin tanto mercurio, prueba con el atún enlatado, el camarón, el bagre, el abadejo o el salmón. Sin embargo, también deberías evitar evitar comer la caballa real o el pez espada, ya que su carne también tiene un montón de mercurio.

Dulces horneados

Muffins, galletas, pasteles o donuts, todos deliciosos y tan tentadores que muchos no pueden resistirse a ellos. Pero, todos estos dulces horneados son bombas de azúcar puro. El típico donut tiene entre 250 y 500 calorías, pudiendo tener hasta más de 60 gramos de azúcar. 

Este tipo de productos pueden ocasionar un montón de problemas a largo plazo, tales como problemas digestivos, obesidad y, en cantidades excesivas de azúcar, enfermedades cardiovasculares, dentales, diabetes, etc. Para satisfacer tus antojos, puedes comer chocolate negro -cuanto más puro mejor- o barritas de proteínas, también con moderación.

Cereales con mucho azúcar

A mucha gente le gusta tomar cereales en el desayuno porque se supone que son ligeros y sanos, pero ¿esto es cierto? Incluso los cereales que no están llenos de malvaviscos tienen un montón de azúcar. Si añadimos la alta concentración de gluten, comer una gran cantidad de este alimento garantizará la inflamación dentro del revestimiento del estómago. Es mejor buscar harinas de avena, y más concretamente avena de corte de acero. Eso sí, los paquetes envasados ​​de avena son casi tan poco saludables como los cereales azucarados.

Chocolate blanco

No todos los chocolates son iguales. Por ejemplo, el chocolate negro es un antioxidante muy bueno y uno de los chocolates más saludables. Sin embargo, esto no significa que haya que comerse media tableta todos los días. Por otro lado, el chocolate blanco, es bastante insano -tres onzas de tiene más de 45 gramos de azúcar-.

Comer demasiado chocolate blanco puede conducir a problemas graves de obesidad y caries. Siempre debemos evitar comer chocolate, pero si fuera necesario conviene que sea negro, alrededor de una onza al día. Además, el chocolate es uno de los alimentos que causa estreñimiento, por lo que no hay que abusar de él.

Patatas fritas

Sus altos niveles de grasas trans y aceites pueden traducirse en futuras cardiopatías. Las patatas fritas también tienen un alto índice glucémico, que puede conducir a altos niveles de insulina. Además, también tienen una gran cantidad de acrilamida, una sustancia cancerígena que se forma a temperaturas muy altas. 

Margarina

Solemos ver la margarina como una alternativa más saludable a la mantequilla, ya que en los envases suele especificar que está libre de colesterol. Y puede que no haya colesterol, pero la margarina contiene toneladas de grasas trans. Irónicamente, estas grasas dañan las paredes de los vasos sanguíneos y hacen que los niveles de colesterol se disparen. Esto conduce a un aumento de los riesgos a padecer ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares.

Si deseáis encontrar grasas saludables con las que cocinar, debéis saber que conviene tirar más por los ácidos grasos omega-3 y mantenerse alejado de las grasas trans.

Palitos de pescado

Solo porque son de pescado, la gente da por hecho que son saludables. Sin embargo, están fritos en aceite y son casi tan malos como las patatas fritas, especialmente porque están rebozados. El pescado fresco es muy saludable, pero estos alimentos procesados deben evitarse a toda costa.

Yogures aromatizados

Estos yogures contienen mucho azúcar, por lo que están lejos de ser saludables. Si os gusta el yogur, el natural o el griego con un poco de miel y algo de fruta fresca son la mejor opción.

Zumo de fruta

Estas bebidas están llenas de azúcar, incluyo aquellas que son “100% de fruta”. Evita los bricks y hazte con una licuadora. Licuar nosotros mismos la fruta para hacernos nuestro propio zumo es la opción más sana.

Comida libre de gluten










Los productos sin gluten cada vez están más de moda y se promueven como algo saludable. Muchas tiendas, así como muchos clientes, piensan que son la mejor opción para una dieta saludable, pero lo cierto es que estos productos no son más saludables que el resto. Por el contrario, suelen estar llenos de calorías adicionales y sal.

Además, a los fabricantes les encanta añadir una gran cantidad de grasa para que sus productos sean mucho más sabrosos. Evitar un problema creando uno nuevo no es una solución, sino una sustitución.

En conclusión, hay que tratar de evitar todo alimento que posea edulcorantes artificiales, alimentos altamente procesados ​​y crear una dieta saludable que tenga todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita a diario, sin demasiadas calorías. Y si un día nos excedemos con las calorías, conviene cerciorarse de que las quemaremos con el ejercicio regular. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote