10 animales que copulan y se reproducen de formas extrañas

Publicado 16 septiembre, 2020 por Elena
ranas-ranitas
PUBLICIDAD

El mundo animal nunca deja de sorprendernos con sus maravillas y rarezas. Y todavía nos quedan muchas especies por descubrir, cada una con sus peculiaridades. Hoy os traemos una serie de animales que tienen curiosas formas de reproducirse que quizá desconocías. ¡No te lo pierdas!

1. Sapo de Surinam

sapo

Imagen de @frankcanon_image_in en Instagram

Habita en lugares acuáticos, como estanques y pantanos, de América del Sur y la isla de la Trinidad, en el mar Caribe. Comprensiblemente, no es una especie que destaque por su belleza; sin embargo, tiene un estilo de reproducción único.

Cuando van a reproducirse, el macho abraza a la hembra por la espalda y se dan la vuelta, quedando con la panza hacia arriba. Entonces ella libera los huevos de su espalda y éstos caen sobre el vientre del macho. Después se giran de nuevo, haciendo que los huevos vuelvan a caer en la espalda de la hembra, donde serán fertilizados y después una capa de piel los recubrirá. Lo repiten varias veces hasta colocar cerca de un centenar de futuras crías. Cuando las crías están listas, rompen la piel de la espalda de su madre.

En este vídeo podéis ver cómo nacen las crías del sapo de Surinam. Avisamos de que puede ser un estímulo tripofóbico para algunos de vosotros y os puede hacer sentir cierta incomodidad a otros.

Aunque si te ha dado grima ver a este sapo, no es el único que se pasea con los churumbeles a cuestas:

Rana con muchos sapos

Ivan Prates / ShutterStock

2. Caballito de mar erecto

caballito de mar

Imagen de @northern_reefs en Instagram

Antes de reproducirse, los caballitos de mar se cortejan durante un par de días a través de bailes. Una vez se establecen como pareja monógama tiene lugar el coito, en el cual la hembra deposita sus huevos en la bolsa del macho, donde son fertilizados. Un sólo caballito de mar macho puede llevar hasta 650 huevos a la vez.

El periodo de gestación dura unos 20 días, durante los cuales los niveles de sodio y de calcio de la bolsa de cría se van modificando hasta que el líquido interior se parece al agua del mar. En el momento del nacimiento, el macho se agarra con la cola a algún objeto de apoyo y comienza a moverse hacia delante y hacia atrás hasta que salen todas las crías.

View this post on Instagram

The seahorse male is the only creature who has a true reversed pregnancy. The female transfers her eggs to the male which he self-fertilises in his pouch. The number of eggs can vary from 50-150 for smaller species to 1500 for larger species. They receive everything they need in the pouch from oxygen to food. Gestation time varies from 14 days to 4 weeks. Giving birth can be a long process with contractions lasting up to 12 hours. • • 〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️ •••••www.UnderWaterStuffs.com••••• 〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️〰️ • • #seahorsebirth #seahorse #ocean #underwaterphoto #netgeo #photooftheday #oceana #oceanlove #underwater #saltlife #paditv #nofilter #underwaterphotography #diving #amaizing #sealovers #sealife #sea #wildlife #wild #dive #snorkeling #uwphotography #discoverocean #underwaterstuffs Video by @minamatasea

A post shared by 🌊 Save Our Oceans 🌊 (@underwaterstuffs) on

Sin embargo, algunos huevos no eclosionan y producen gases dentro de la bolsa. Esto provoca que el macho flote hasta la superficie, donde se convierte en una presa fácil. Además, a pesar de que nacen cientos de crías, los científicos estiman que solo dos caballitos de mar de cada nacimiento llegarán a ser adultos.

3. Mantis religiosa

mantis religiosa

Imagen de Sidisinsects en Instagram

Es probable que alguna vez hayáis escuchado eso de que las mantis religiosas hembra se comen a su pareja mientras están copulando. Pues es totalmente cierto y os vamos a contar por qué lo hacen.

La razón parece ser meramente evolutiva, ya que las mantis religiosas que devoran a sus parejas, un 25% aproximadamente, producen más del doble de huevos que aquellas que no lo hacen. Se ha comprobado también que el cuerpo de macho no sólo constituye el 63% del alimento de la hembra en la época de apareamiento, sino que, además de con su eyaculación, contribuye al desarrollo de las crías con sus tejidos corporales.

4. Jirafas

jirafa

Imagen de @acaciac en Instagram

Para seleccionar a su pareja reproductiva, el macho debe detectar cómo se encuentra la hembra y para ello prueba la orina de ésta. En la orina se encuentran sustancias químicas que el macho detecta gracias al órgano vomeronasal, un auxiliar del olfato. Una vez encuentra una hembra en celo, comienza el cortejo con ligeros roces y movimientos suaves con el cuello.

El periodo de gestación dura entre 14 y 15 meses y el nacimiento de los bebés es algo duro. La hembra da a luz de pie, por lo que las crías caen desde aproximadamente metro y medio de altura, pero no sufren ningún daño, ya que caen dentro de la bolsa embrionaria, que se rompe precisamente al impactar contra el suelo.

5. Tiburón anguila

tiburon

Imagen de @puravidadivingkohtao en Instagram

El tiburón anguila es de las especies más antiguas que existen: continúa entre nosotros desde la prehistoria sin haber apenas evolucionado. Realmente parece no hacerle falta evolucionar, pues es un gran y temido cazador que puede tragarse animales enteros. Suele cazar de noche para pillar a las presas desprevenidas, su color le ayuda a camuflarse y además nada muy rápido.

En cuanto a su reproducción, en cada parto tienen entre 5 y 12 crías, pero éstas necesitan entre 2 y 3 años para gestarse, lo que convierte al tiburón anguila en el animal vertebrado con el tiempo de gestación más largo.

6. Jird de Shaw

Las hembras de este tipo de roedor son tremendamente agresivas y dominantes, tanto hacia otras hembras como hacia los machos. Da igual la cantidad de alimento que haya, ella lo cogerá todo y lo guardará en su nido. ¡Pobre del macho que trate de impedírselo o entre a robarle! Si la hembra le pilla, le morderá la cola, pudiendo incluso llegar a arrancársela. Entonces, ¿cómo se reproducen?

jird de shaw bebés

Imagen de Nezumi_labo en Instagram

En general, es mejor juntar a una hembra joven con un macho más mayor, pero si la hembra es mayor, hay que comprobar que esté en celo. Si se acerca al macho y mueve la cola, está en celo; en cambio, si le intenta atacar, no es el momento. A pesar de su comportamiento, se ha observado que esta especie puede copular hasta 224 horas en 2 horas. También vuelven a entrar en celo a las pocas horas de dar a luz, por lo que, si se da la ocasión, podría dar a la luz a otra camada cuando la anterior apenas tenga 3 semanas.

7. Lagartija «cola de látigo»

lagartija

Imagen de Paul Asman y Jill Lenoble en Wikipedia

En esta especie de lagartija no existen los machos, pero no por ello no se reproducen. Las hembras tienen sexo entre ellas y, aunque parezca que es sin un fin reproductivo, lo cierto es que de esta manera estimulan la ovulación.

Esta forma de reproducción se conoce como partenogénesis y consiste en el desarrollo de las células sexuales femeninas sin necesidad de fecundación. Además, son capaces de combinar cromosomas hermanos, en vez de homólogos, dando lugar a una rica diversidad genética.

8. Loro del Amazonas

loro

Imagen de Steven Jurvetson en Wikipedia

Aunque el apareamiento de estos loros parezca muy romántico, ya que juntan sus picos y parece que se besan mientras juntan también sus lenguas, la realidad no tiene nada que ver. Cuando juntan sus picos, el macho vomita dentro de la boca de la hembra. Esto no parece tener otro propósito más allá de hacerle un «regalo» a la hembra. Se trata de un comportamiento compartido con otras especies de pájaros, que muestran su amor regurgitando y compartiendo su comida.

Después del apareamiento,  la hembra incubará 2 o 3 huevos durante unas tres semanas y el macho se encargará de llevarle el alimento para que ella no tenga que abandonar el nido.

9. Gusano banana

gusano amarillo

Imagen de @emilythemarinebiologist en Instagram

Estos gusanos son hermafroditas, es decir, tienen ambos órganos reproductores. Durante la danza de cortejo, los gusanos comprueban que son de la misma especie y que están listos para procrear. Se cortejan dando vueltas uno alrededor del otro, golpeándose ligeramente y mostrando sus órganos sexuales hasta que se excitan.

Entonces uno penetra al otro y después de intercambian, por lo que ambos gusanos podrían quedar embarazados en una sola cópula. Otra curiosidad es que los genitales ocupan más de la mitad de sus cuerpos, unos 15-20 centrímetros.

10. Gusanos planos

Este tipo de gusano también es hermafrodita, como casi todos los gusanos marinos. Sin embargo, esta especie pelea al reproducirse. Los órganos sexuales masculinos se desarrollan en forma de dos dagas, que usan también para cazar, y entonces se inicia una pelea donde intentan apuñalar al otro intentando no ser apuñalado a su vez.

El «perdedor» absorbe el semen a través de la piel y se esconde para iniciar su maternidad.

View this post on Instagram

DEVAGAR E SEMPRE… ◾As planárias terrestres (Platyhelminthes) são vermes de vida livre (não-parasitas), hermafroditas e predadores que habitam principalmente florestas úmidas. . ⚠️ Costumam ser confundidos com lesmas, mas na realidade não possuem parentesco com esses moluscos. . ◾As planárias terrestres  formam um grupo diverso de platelmintos e ecologicamente importante, especialmente em regiões tropicais possuindo grande sensibilidade a alterações ambientais. . Já viu alguma por aí? Conta aqui 👇🏼 . . . . . . #zoología #zoologiaeducativa #zoologiaeeducacao #zoologiadeinvertebrados #invertebrados #platelmintos #educacaoambiental #ensinareaprender #biologiaanimal #ciênciasbiológicas

A post shared by Marianna Miranda (@zoologia.educativa) on

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.