in

10 cosas que deberías saber antes de casarte

Cuando internet le pidió consejo sobre el matrimonio, el usuario de Qurora Sam Fahmy escribió 10 premisas que todos deberíamos tener bastante claras antes de dar el sí quiero. 

Su mensaje ha calado tanto en sus lectores que se ha convertido en viral. Lee atentamente y cuéntanos si estas o no de acuerdo en los comentarios:

El respeto es más importante que el amor

No digo que el amor no sea importante, pero hay muchas parejas que optan por seguir juntas, a pesar de que el amor ha muerto mucho tiempo atrás

Esto puede ser llevadero o factible por diversos motivos, pero cuando se pierde el respeto hacia nuestra pareja, la coexistencia no será viable. El amor perdido puede revivirse, pero la falta de respeto es irreparable.

Enamórate de la mirada

Puede que el chico guapo que conocemos hoy en día, en pocos años tenga barriga cervecera y el rostro arrugado. Si esto ocurre con las celebridades, adivinad lo que pasará con vuestra pareja. 

Recordad que los ojos son la ventana del alma. A través de ellos seréis capaces de ver la pasión, la alegría y el deseo, sin importar la edad que tengan o lo mucho que hayan cambiado.

Cruzad campos de minas juntos

Cuando la pareja progresa a pesar de los tiempos difíciles, ya sea por una enfermedad, problemas de trabajo etc., esto es lo que yo llamo el campo de minas de la vida matrimonial. Hay que cruzarlo juntos. Si decidimos esperar al otro al final del campo de minas y dejamos que lo crucen ellos mismos, sin duda les perderemos. Si no lo cruzan, también les perderemos. Y si consiguieron cruzar por sí mismos sin nuestro apoyo, también.

No serás la misma persona en 10 años

La gente cambia constantemente. Después de hacer cientos de locuras, de los momentos de pasión, de saber escuchar, de sueños a lo grande y la famosa disposición de querer cambiar el mundo tan típica de los veinte años, vendrán los problemas laborales, la crianza de los niños y las responsabilidades del hogar. Esto hará que un día, cuando menos lo esperéis, la pareja que formabais al principio parezca irreconocible. Podrán ser más nerviosos, menos sensibles, más agresivos o menos tolerantes; ellos definitivamente no serán la misma persona. Y es necesario llegar a un acuerdo con la nueva versión de nosotros mismos y la de nuestra pareja o, de lo contrario, la coexistencia se volverá insoportable.

Trabajar en equipo

Como mencionábamos en el punto anterior, después de algunos años habréis cambiado. Ahora más que nunca es necesario trabajar en equipo, a pesar de que pueda ser difícil manejar un barco con dos capitanes. En ocasiones deberemos dejar que el otro conduzca el barco, mientras que otras veces deberemos manejar nosotros el timón para llegar juntos a buen puerto, aunque lo mejor que conducir el barco juntos.

Alimentar la intimidad

El sexo es como la bebida y la comida, todo el mundo lo sabe. Sin embargo, muchos piensan que todos podemos sobrevivir con la misma cantidad de alimento. Mientras que unos se conforman con un menú infantil, otros prefieren un menú gigante. Con el sexo ocurre lo mismo. No esperéis que vuestra pareja tenga siempre le mismo apetito que vosotros. Si alguno de los miembros de la pareja se siente tan cohibido que sus actos podrían conducirle a una infidelidad, es necesario comunicar cómo se siente, sus necesidades y preocupaciones.

Ser amigos

Un día, dentro de muchos años, cuando el ciclón de emociones, la intimidad, el crecimiento de los hijos y la rutina del trabajo pasen, te pararás a reflexionar sobre tu recorrido matrimonial. Tendréis un montón de tiempo para estar juntos. Si las horas pasan como una eternidad y no tenéis nada que decir, entonces no habréis sido amigos durante todo ese tiempo. La amistad es el pegamento que une a la pareja durante todo su recorrido y hasta el final.

No dar las cosas por sentadas

“Felices para siempre” es una afirmación difícil de conseguir. Cualquier matrimonio tiene altibajos. A veces sentiréis que os habéis casado con la persona perfecta, mientras que otras percibiréis la situación como un infierno. Así que lo mejor es celebrar los buenos momentos y estar preparados para las dificultades.

No compares

Puede que después de unos años de matrimonio os vayáis de cena con otra pareja que parezcan el Romeo y Julieta de los tiempos modernos. Se miran y se tocan con una pasión desbordante, como tú hacías hace años. No te compares con nadie y alégrate por lo que tienes, pues todo podría ser una simple parafernalia. Algunas personas son muy buenas actuando en público.

Paciencia, paciencia y más paciencia

Cuando os enfrentéis a obstáculos, recuerda que el tiempo reparará todos los problemas. Así que respira hondo y olvídalo. Paciencia. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote