1.- Mudarse de ciudad

amsterdarm

flickr.com/photos/jramirez/

Tendemos a echar raices en donde nacimos o donde nos hemos criado. Lugares donde nada nos sorprende porque ya conocemos todos sus rincones y siempre vemos las mismas caras. Si tu trabajo te lo permite cambia de ciudad, si estás estudiando continúa tu formación fuera, en tu país o en el extranjero. Nada enriquece más a las personas que descubrir lugares nuevos por ti mismo, conocer gente distinta, empezar desde cero. Pasea por sus calles, infórmarte de sitios cercanos de tu nueva ciudad donde realizar actividades en la naturaleza. Elige la ciudad que más te atraiga, hay foros de internet dónde hacer consultas a los lugareños, sobre todo de sitios en el extranjero. Si no lo haces ahora, es muy dificil que lo hagas después.

2.- Conoce a varias personas

love

https://www.flickr.com/photos/renneville/

Empezar una relación desde muy joven tiene ventajas y desventajas. Puede que nos sintamos cómodos con la persona que está con nosotros, pero el amor no es comodidad. El amor es mágia, complementarse. No trates de buscar a una persona con la que tengas muchas cosas en común, muchas veces esa no es la clave. Aprende de otras personas, somos cajas de sabiduría y de experiencias únicas y no hay nada más emocionante que abrirlas y ver lo que hay dentro. Enamorarse es el mejor sentimiento del mundo y si crees que no lo estás da el paso.

3.- Si tu trabajo no te convence, intenta dedicarte a lo que te gusta

fotografo

flickr.com/photos/nathaninsandiego/

Busca un trabajo afín a tus capacidades, donde seas valorado y en el que disfrutes. También puedes crear tu propio negocio, poco a poco. Internet ha abierto una puerta que antes no existía. Puedes empezar a compaginarlo con tu actual trabajo y dar el salto definitivo cuando puedas hacerlo. Es vital para la salud disfrutar de lo que haces, y cuando tengas otros treinta años más y eches la vista atrás te arrepentirás de no haberlo hecho y haber vivido para trabajar. No pienses que las cosas son como son, muchas veces nos acomodamos a lo que tenemos y creemos que lograr algo mejor está fuera de nuestro alcance. Eso no es cierto, y empezar a conseguirlo es el principio del camino. Las claves son la constancia y la ilusión, si mantienes las dos nada se te pondrá por delante e irás superando las barreras con las que te vayas encontrando, ya que todas tienen solución.

4.- Cambia de look

www.flickr.com/photos/justard/

www.flickr.com/photos/justard/

Mírate en el espejo y hazte una pregunta a ti mismo ¿eres el mismo que desde hace 10 años?¿entonces por qué tu apariencia tiene que ser la misma?. Cambiar de estilo te hará sentirte mejor, lo que conlleva a sentirte más seguro contigo mismo. Un corte de pelo, el tipo de ropa, etc.

5.- Ayuda a alguien

flickr.com/photos/martingarri/

flickr.com/photos/martingarri/

El mundo es un campo de obstáculos y no todas las personas tienen las misma capacidad para sortearlos. Ayuda a tus amigos o familiares, consulta en algún centro de atención a necesitados si necesitan voluntarios una vez por semana. Ayudar a otras personas además te hará sentirte mejor contigo mismo.

6.- Haz una rutina de deporte

flickr.com/photos/trojanllama/

flickr.com/photos/trojanllama/

Dedicar una hora al día al ejercicicio te ayuda a desestresarte y a encontrarte más sano. Con el ejercicio se produce serotonina, la hórmona encargada de hacerte sentir bien. Salir a correr o a nadar son las mejores opciones. Deja el móvil en casa, esa hora es tu momento de evasión que culminarás con una relajante ducha.

7.- Deja algún vicio

flickr.com/photos/lofi/

flickr.com/photos/lofi/

En esta etapa se consolidan los vícios o se dejan para siempre. Si fumas, intenta dejarlo. Si abusas del café, redúcelo a una o ninguna taza al día. ¿Te preguntas cómo vivir sin café? el cuerpo ha sido diseñado para rendir al 100% lo largo del día con menos de 8 horas de sueño. Si no eres capaz es porque algo está fallando en tu rutina, como por ejemplo que tu sueño no sea productivo por ruidos exteriores o por una cama incómoda. Cosas tan simples como aislar una ventana o cambiar de colchón (a veces con darle la vuelta es suficiente) te ayudarán a descansar. También tomarte una infusión relajante antes de irte a dormir, ¡pero no de té!

8.- Aprende algo nuevo

aprende

¿Crees que es demasiado tarde para aprender a tocar un instrumento o empezar una nueva carrera? Estás muy equivocado. De niños, la plasticidad del cerebro es alta (facilidad para realizar conexiones neuronales, es decir, aprender), pero eso no quiere decir que ahora sea baja. Apúntate a una universidad con clases online, aprende un idioma o recurre a páginas como https://www.coursera.org/ o https://www.udemy.com/ donde podrás contactar con gente que enseña cosas que te encantaría aprender.

9.- Cambia de número de móvil o limpia tu agenda

flickr.com/photos/93095839@N08/

flickr.com/photos/[email protected]/

¿Te has paradao a revisar tu agenda? ¿a cuánta gente no conoces? ¿y a cuántos de esos números no has llamado nunca?. Cambia de número y añade sólo a las personas que realmente necesitas tener. ¿Que para qué sirve esto? pues para que cada vez que consultes la agenda te encuentres sólo con las personas que te importan y te sea más fácil mantener el contacto con ellas, que de otra manera, se perderían entre números y números inútiles.

10.- Hábito de lectura

flickr.com/photos/azrasta/

flickr.com/photos/azrasta/

Es el número 10, pero no por ello la menos importante. Si no estás acostumbrado a leer libros, no sabes lo que te estás perdiendo. Quizá lo intentaste alguna vez y lo dejaste porque te aburría, pero esto es como el cine, puede gustarte una película de amor o de ciencia ficción, pero aburrite una película policiaca. O que te gusten las películas de amor y veas una mala. La clave está en dar con tu género favorito, y una vez que lo hayas identificado encontrar los mejores libros dentro de ese género. Páginas como http://www.entrelectores.com/libros/ te ayudarán. Incluso si el formato papel no te llama la atención, conozco cientos de casos de personas que no leían y tras hacerse con un libro electrónico como por ejemplo un Kindle, se han vuelto unos devoradores de libros gracias a la posibilidades que brindan de leer en cualquier lugar y a cualquier hora.

Publicado en Miscelánea