in

10 oscuros secretos acerca de Genghis Khan, el emperador más sanguinario de la historia

Genghis Khan fue el emperador del Imperio Mongol y, quizás, una de las personas más feroces que nunca haya ostentado tal cargo. Su reinado, allá en el siglo XIII, estuvo marcado principalmente por la sangre. De hecho, Napoleón, Hitler o Stalin son unos completos aficionados cuando los comparamos con Genghis Khan. 

A pesar de todo, Khan se mantuvo en el poder hasta el fin de sus días y es que, por aquel entonces, no había nadie que no temiera su infinito poder, el cual le sirvió para conquistar todo Asia gracias a su implacable y sanguinario ejército. Después de todo, los mongoles eran bien conocidos por poseer un poder físico brutal. La gente creía que un hombre de Mongolia podría derrotar a diez o más guerreros de otra cultura. Completamente cierto, tal y como demostrarían al derrotar a todos sus enemigos.

Pero es extraño lo poco que sabemos acerca de Genghis Khan, el emperador más grande de todos los tiempos. Aquí os dejamos con 10 alucinantes hechos sobre él, quien podría haber conquistado todo el planeta, si hubiera vivido lo suficiente:

40 millones de muertos

Los historiadores estiman que Genghis Khan fue el responsable de más de 40 millones de muertes o, lo que es lo mismo, el 11% de la población mundial en el s. XIII. 

Con 10 años mató a su hermano

La infancia de Genghis Khan fue muy áspera. Su padre murió a manos de una tribu rival cuando este tenía 9 años. Su madre, él y sus otros 6 hermanos fueron expulsados de su tribu, por lo que sobrevivir se convirtió en el único objetivo de la familia. Ni qué decir tiene que la Mongolia del s. XIII no era el mejor sitio para una mujer sin protección y 7 hijos que alimentar y el hambre y el frío se convirtieron en una constante. Aquello convirtió a Genghis en un verdadero luchador. Incluso mató a su hermano Bekhter por no compartir alimentos. Posteriormente fue esclavizado por un clan rival, lo que aumentó aún más su odio y su determinación.

Genghis Khan no era su nombre real

Su verdadero nombre era Temüjin, que venía a significar algo así como “hierro” o “herrero”. Era un buen nombre, pero no para un emperador, por lo que decidió adoptar el de Genghis Khan en el año 1206. Los expertos coinciden que Khan significa “gobernante”, mientras que existen ciertas discrepancias entorno a Genghis. Unos piensan que significa océano, otros “derecho” o “justo”.

Sus métodos de tortura eran brutales

Genghis Khan fue el hombre más temido de su tiempo, capaz de destruir dinastías con un simple movimiento de su dedo meñique. De hecho, los mongoles eran bien conocidos por sus cruentos métodos de tortura. Uno de los más populares era verter plata fundida en la garganta y oídos de las víctimas, así como doblar sus espaldas hasta que su columna vertebral se partía. Los rusos de los territorios conquistados eran obligados a hacer de patas de una mesa. Para ello les arrodillaban y les colocaban una puerta enorme encima, la cual usaban como mesa de banquetes. Los rusos esclavizados morían por asfixia, presión y las continuas heridas que les propinaban. 

Lo cierto es que aunque estas técnicas te parezcan horrendas, los métodos e instrumentos de tortura usados en la Europa medieval no se quedan atrás. 

Concursos de belleza entre las mujeres capturadas

Cuando ocupaba una nueva área, Khan mandaba realizar concursos de belleza en el que participaban las mujeres del territorio conquistado. La ganadora, la mujer más bella de todas, tenía el dudoso privilegio de convertirse en una de sus muchas esposas. El resto de mujeres eran compartidas con su ejército. 

Genghis Khan derrotó a los ejércitos más grandes de la época 










Venció al millón de soldados de la dinastía Jin con solo 90.000 hombres y, antes de apoderarse del norte de China y Beijing, aplastó a las tropas chinas (500.000 soldados) y ni la Gran Muralla pudo impedírselo.

Hizo que muchos de sus enemigos se convirtieran en seguidores

No hay duda de que fue un señor de la guerra implacable, pero también fue un hombre muy sabio. En 1201, durante una batalla, Khan recibió un flechazo a manos de un arquero enemigo. Cuando su ejército ganó, pasó un tiempo buscando a aquel que había sido capaz de herirle. Cuando le encontró, en lugar de terminar con su vida, reconoció su talento y le pidió que se uniera a su ejército. El arquero se convirtió en un gran general que sirvió a Khan durante largos años. 

No existen evidencias que muestren el verdadero aspecto del Genghis Khan

Existen multitud de imágenes de él en internet y en los libros de historia, pero lo cierto es que nadie sabe cuál fue su verdadero aspecto. Khan prohibió a la gente que lo representara de ninguna de las maneras. Los historiadores han encontrado algunas referencias que hablan sobre su apariencia, aunque resultan vagas y poco fiables. 

El padre biológico más existoso

Como muchos otros gobernantes, Genghis Khan se aseguró de perpetuar su legado y poder a través de numerosos hijos. Sin embargo, los historiadores, incapaces de determinar un número exacto, estiman que el 8% de los hombres de Asia son descendientes suyos. No se sabe de nadie que haya tenido un árbol genealógico tan amplio por lo que la próxima vez, cuando se hable de Genghis Khan, recordad de que existe una gran probabilidad de que este pudiera ser vuestro ancestro.

Es considerado un héroe nacional en Mongolia

Si alguna vez viajáis a Mongolia, no os sorprendáis cuando veáis la cara de Genghis Khan en un Tugrik, la moneda nacional de Mongolia. Los mongoles actuales ensalzan su figura por todo lo que hizo por el Imperio Mongol, a pesar de todas las crueldades que cometió. Durante los años que duró la Unión Soviética, los rusos prohibieron terminantemente a los mongoles todo aquello que tuviera que ver con su antiguo emperador. A partir de 1990, cuando la U.R.S.S. se derrumbó, todo aquello fue cambiando. De hecho, si hoy viajáis a Mongolia, es imposible pasar un día sin ver a Genghis Khan de una forma u otra.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote