10 trucos caseros para que tu piel deje de estar seca

Publicado 6 octubre, 2020 por Elena
piel-seca
PUBLICIDAD

Cada vez prestamos más atención al aspecto y salud de nuestra piel, más allá de las alteraciones y patologías que requieren acudir a un dermatólogo y comenzar un tratamiento. Es importante conocer primero el tipo de piel que tenemos: normal, grasa, seca o mixta. Una vez reconocemos las características de nuestra piel, podemos empezar a buscar remedios y cuidados adecuados para ella. Aun así, no a todas las personas les funcionan los mismos productos ni los mismos trucos, cada piel es un mundo e incluso en función de la época del año reacciona de una manera u otra.

La piel seca no sólo resulta molesta por ser tirante y producir picor, sino que puede llegar a resquebrajarse, haciéndose más vulnerable a infecciones. Así que, ya sea por factores de la edad, de la época del año o por condiciones médicas, os traemos 10 trucos caseros que quizá no conocíais para poner solución a la piel seca y que van más allá de mantenerse bien hidratado que, por supuesto, es fundamental y muy importante.

1. Cambia tus rutinas en la ducha

ducha

A veces para mejorar la hidratación natural de nuestra piel basta con regular la temperatura de nuestras duchas y tener cuidado con los productos que usamos. Si el agua está muy caliente, puede dañar la piel, y además algunos jabones pueden desencadenar reacciones alérgicas o eliminar la barrera de protección natural de la piel por culpa de los químicos que llevan.

Según la Academia Americana de Dermatología, lo mejor es ducharse con agua cálida y con jabones sin fragancias. Además, uno de los consejos del Harvard Medical School es limitar el tiempo de la ducha a 5-10 minutos para evitar quitar en exceso la hidratación natural de la piel.

2. Aceite de coco

aceite de coco

Según un estudio que comparó el aceite de coco virgen extra con el aceite mineral, ambos resultaron igual de seguros y de eficaces para tratar la piel seca. Otro estudio posterior sobre el aceite de coco encontró que contiene ácidos grasos saturados que rellenan los espacios abiertos de la piel seca, ayudando así a su hidratación y reparación.

3. Aceite de girasol

aceite girasol

Aunque en general el aceite de oliva es mejor y más sano para lo que a la alimentación se refiere, no es así para la hidratación de la piel. En un estudio encontraron que el aceite de oliva dañaba la barrera protectora natural de la piel, mientras que el aceite de girasol sí ayudaba a mantenerla hidratada.

4. Avena

avena

Añadir harina de avena o usar productos que contengan avena puede ayudarte a aliviar los efectos de la piel seca. En 2015, un estudio encontró que la avena tiene componentes antiinflamatorios y antioxidantes que pueden ayudar a hidratar la piel.

5. Miel

miel

La miel puede ser beneficiosa para varios tipos de piel y condiciones cutáneas. Este dorado alimento hidrata, cura y además es antiinflamatorio. Puede aplicarse directamente sobre la piel, sin necesidad de alterarla de ninguna manera, por lo que es 100% natural y seguro.

6. Vaselina o aceite mineral

vaselina

Sin duda, el gran aliado para los labios secos y agrietados, especialmente en invierno. La vaselina es una mezcla semisólida de aceites minerales y ceras con propiedades emolientes. Aunque hay quienes no lo quieren usar por ser un producto derivado del petróleo, hay que aclarar que los componentes dañinos del petróleo se eliminan mediante un importante proceso de refinamiento.

Un estudio de 2017 concluyó que la vaselina mejoraba la salud de la piel en personas mayores, lo que apoya la idea de que es útil para hidratar la piel, especialmente si se vuelve más seca con la edad.

7. Aloe vera

aloe vera

El aloe vera tiene muchísimas propiedades a nivel dermatológico: tiene efecto rejuvenedor, ayuda a la piel a cicatrizarse especialmente tras quemaduras, mejora la piel con acné y además es un perfecto hidratante.

Si sufres de manos o pies secos, una buena opción es cubrirte estas zonas con gel de aloe vera y después colocar calcetines o guantes para poder ir así a dormir y dejar que durante la noche la piel se rehidrate. Para otras zonas del cuerpo se puede aplicar el aloe vera y dejar simplemente que se seque al aire.

8. Humidificador

humidificador

Mantener la casa o las habitaciones en las que pasamos más tiempo con cierta humedad puede ayudar a reducir la sequedad de la piel que a veces nos provoca la alta calefacción. Según el Harvard Medical School, lo ideal es poner el humidificador al 60%.

9. Cuidado con la ropa y los productos que tocan nuestra piel

piel irritada

Puede que algunas veces nuestra piel sufra porque está muchas horas en contacto con alérgenos e irritantes, como la ropa de lana. También se puede ser irritada por estar mucho tiempo en agua con cloro o cerca de chimeneas y estufas que secan aún más la piel. Es importante observar cómo reacciona nuestra piel en determinadas circunstancias para poder hacer cambios que mejoren su salud.

10. Crea tus propios exfoliantes y mascarillas naturales

aguacate

Una buena manera de cuidar nuestra piel es evitando el uso excesivo de productos químicos. Por ello, podemos probar distintos remedios con ingredientes que encontramos en la cocina. Por ejemplo, exfoliarse en exceso hace que la piel no pueda regenerarse o incluso que se abrase, y más aún si lo hacemos con productos artificiales. Prueba a exfoliarte de manera suave con una mezcla de aceite de girasol, que ya hemos visto que es hidratante, y azúcar. Además puedes añadirle alguna fragancia natural, por ejemplo de lavanda.

También puedes probar a hacer una mascarilla con medio aguacate, una cucharadita de aceite, e incluso miel para las pieles más secas. Deja la mascarilla actuar durante 15-20 minutos y después lava con agua templada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.