in

11 “extrañas” cosas que hacen las personas complacientes ¿Eres una de ellas?

Si eres de esas personas que suele complacer a los demás de manera incondicional, aunque eso signifique renunciar a otras muchas cosas, es posible que los demás a veces no os entiendan. Por ello, deben saber que:

Una persona complaciente no sabe cómo cortar lazos con nadie

No sabes cómo dejar ir a la gente tóxica de tu vida porque tienes miedo de herir sus sentimientos, o que al hacerlo esto les genere odio hacia ti. Así pues, prefieres continuar en la misma situación, aunque a veces pienses que te va a salir una úlcera.

Se disculpan por todo, literalmente

Tu frase más usada es “lo siento”. Te disculpas por todo en tu vida, incluso cuando las cosas no son necesariamente culpa tuya. Odias hacer que los demás se sientan mal consigo mismos, por lo que decides echarte la culpa y asumir que te has equivocado.

No saben decir “no”

Nunca dices que no a nada. Incluso si estás enfermo con la gripe, siempre acudes al trabajo. Aunque no hayas dormido nada la noche anterior, si tus amigos te proponen un plan dices que sí. Dejas todo lo tuyo de lado, solo para hacer felices a los demás.

No sacan tiempo para sí mismos

Debido a que dedicas tu tiempo casi íntegramente a los demás, rara vez consigues sacar tiempo para ti. Nunca sueles tomarte un día libre para relajarte y disfrutar de tu propia compañía. Valoras a los demás más de lo que te valoras a ti mismo.

Se aferran a resentimientos del pasado

Te encuentras aguantando situaciones pasadas que no querías que ocurrieran, pero lo hiciste de todos modos porque eres una buena persona y porque él o ella te dijo que lo hicieras. Te aferras a estas experiencias y albergas mucha ira hacia las personas que se aprovecharon de tu amabilidad.

La gente se aprovecha de ellos con frecuencia

Tus amigos y familiares a veces pueden aprovecharse de ti porque saben que lo harás por ellos. Sin embargo, si tus amigos te están presionando para que hagas cosas con las que no te sientes cómodo/a, por favor, no corras el riesgo de arruinar tu vida solo por mantener una amistad.

Algunas personas les tildan de débiles

Muchos no entienden por qué haces tanto por los demás y por qué te importa tanto. No entienden el inmenso placer que te provoca hacer sonreír a los demás. Pero lo que realmente no entienden es cómo alguien en su sano juicio podría prescindir de sus sentimientos por otras personas.

No saben ser egoístas

No sabes tomar decisiones por ti mismo, o hacer lo que realmente quieres, si los demás no están de acuerdo con ello. Te sientes incómodo por hacer cosas con las que otras personas no están de acuerdo, sobre todo si se trata de personas que te importan.

Prefieren herirse a sí mismos que a los demás

Antes de tomar una decisión firme, o hacer prácticamente cualquier cosa, piensas qué pensarían sobre ello tus seres queridos. En lugar de seguir tu propio criterio, lo harás basándote en el de los demás.

Cumplen con todas sus amistades, incluso cuando estas no son correspondidas

Te aferras por mantener el contacto con todas tus exparejas y examigos, por no entrar en desacuerdo con ellos o causarles dolor. En realidad, aunque eres consciente de ello, esto te genera más angustia. Hay que aprender a dejar marchar.

Son expertos en analizarlo todo

No hay nada que no sobreanalices. No puedes evitarlo, pero antes de hacer nada siempre preguntas qué piensan los demás acerca de ello y cuál es la mejor manera de hacer las cosas, siempre mirando por sus sentimientos y bienestar. Siempre se trata de lo que es más conveniente para otras personas, nunca para ti o tus necesidades.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote