Cuando 11 elefantes pierden la vida por intentar salvar a una cría de 3 años

Publicado 10 octubre, 2019 por Vanessa
elefantes
PUBLICIDAD

Once elefantes salvajes se ahogaron mientras intentaban salvarse entre sí después de que una pequeña cría se escapara en una cascada del Parque Nacional de Khao Yai, en Tailandia. No es la primera vez que vemos a elefantes ayudándose cuando alguna cría cae al agua, pero esta vez el desenlace fue distinto,

Según el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas tailandés, a primera hora del pasado 5 de octubre se escuchó a varios elefantes gritando al fondo de la cascada Haew Narok, tan profunda que incluso su nombre asusta, ya que significa «Barranco del Infierno.»

Seis elefantes fueron primero encontrados sin vida en el río

elefantes

Facebook

Inmediatamente, los servicios del Parque acudieron a la zona, pero al llegar ya se encontraron un pequeño elefante de tres años ahogado en un río más abajo. Los equipos de rescate vieron, además, seis elefantes muertos en el agua, después de que evidentemente hubieran intentado ayudar a la pequeña cría a evitar la caída.

Más tarde, se encontraron 7 elefantes más involucrados en el accidente

Más tarde, un grupo de aviones no tripulados sobrevoló el área y encontró los cadáveres de cinco elefantes más en el río que está bajo el barranco. Se cree que pudieron ser parte del incidente, con lo que se sumarían once elefantes muertos e involucrados en la salvación de una cría. Esto habla del gran espíritu de grupo y cooperación que existe en animales como los elefantes.

Dos ejemplares de elefante más, ya adultos, fueron salvados por las autoridades del Parque, después de quedarse atrapados en el acantilado mientras intentaban alcanzar a los que estaban más abajo. Aunque se han quedado marcados por el suceso y seguían estando angustiados y agotados, la pareja de elefantes estuvo en buenas manos y recibió cuidados veterinarios.

Los elefantes asiáticos son una especie en peligro de extinción

Para la Fundación de Amigos de la Vida Salvaje y en general el Parque Nacional, este fue un duro golpe. La pérdida de once elefantes supuso para ellos como perder a la mitad de su familia. Desafortunadamente, ya no hay nada que se pueda hacer. Así funciona la naturaleza.

El Parque Nacional Khao Yai forma parte del Complejo Forestal Dong Phayayen-Khao Yai de la UNESCO. Es el hogar de cientos de elefantes asiáticos que viven de manera salvaje junto con otras especies de la zona, como macacos, gibones, puercoespines, pitones reticuladas y dragones de agua chinos.

La pérdida de once elefantes asiáticos es especialmente grave porque esta especie figura como en peligro de extinción según la Lista Roja de la UICN. Una de las estimaciones realizadas indica que quedan entre 41.410  y 52.345 ejemplares. La población se está reduciendo y sigue muy fragmentada entre India y el sudeste de Asia.

Los elefantes son animales inteligentes que sufren la pérdida de sus familiares

Este suceso es otra muestra de que los elefantes son criaturas inteligentes con un comportamiento empático y un desarrollo emocional considerable. Los elefantes muestran dolor ante la pérdida de un compañero de la manada. Lloran a sus parientes muertos rodeándoles como si de un funeral se tratara.

Tranquilamente, se paran ante los cadáveres e inspeccionan los huesos de sus seres queridos con la trompa. Este tipo de comportamientos hacen deducir a los investigadores y expertos que estos animales son capaces de sentir emociones como la pérdida. Viven el luto al igual que los humanos, pero a su modo. Esto les convertiría en uno de los pocos animales que son capaces de comprender algo de la muerte.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.