in

12 trucos para que los niños coman mejor

shutterstock_213320845

Todos hemos sido niños alguna vez, y aunque a algunos nos quede más lejos que a otros, seguro que recordamos las pataletas que formábamos a la hora de comer.

Todos los pequeños pasan por una etapa de “mal comedor”, algunos más acusada y otros menos. En mi caso he de reconocer que era muy mal comedor y apenas podían sacarme de macarrones con tomate y queso y leche con magdalenas. Básicamente esa era mi dieta de los 3 a los 4 años.

Las buenas noticias es que esa etapa, suele pasar y los infantes vuelven a comer más o menos de todo. La mala es que tendremos que armarnos de paciencia.

No son pocos los padres que optan por el castigo a la hora de hacer comer a los niños. Aunque pueda parecer la opción más fácil y rápida, no es la recomendable, ya que a la hora de impartir disciplina de este modo hay que tener también unas pautas en cuenta, si no será energía gastada inútilmente.

Nosotros os traemos 12 consejos a la hora de afrontar estos comportamientos tan fastidiosos de los niños. Si, sabemos que hay días que no tendrás ganas de aplicarlos por cansancio o falta de paciencia, pero nadie dijo que cuidar a nuestros pequeños fuese una tarea sencilla.

1- Refuerzo positivo

niña comiendo

Para los niños la hora de la comida no es un juego ni resulta especialmente divertida. Trata de cambiar eso, animándolo y celebrando cuando se porte bien. Esto no quiere decir que tengamos que montar una fiesta cada vez que el pequeño se lleve la cuchara a la boca.

Oculta tus frustraciones y no pagues con él y con la comida los pequeños inconvenientes del día a día, será mucho menos estresante para los dos.

2- Disfraza la comida

niño comiendo pasta

Las verduras son el mayor problema al que nos enfrentamos a la hora de dar de comer a nuestros hijos. Probablemente no existan niños en el mundo civilizado que sean capaces de comerse un simple brócoli sin poner caras raras.

La solución es mezclarlas con algún plato que le guste, como por ejemplo pasta con tomate. Si quieres marcarte un farol puedes dejar incluso algunos trozos a la vista para que los quite y así se confíe en que ha eliminado lo que no le gusta.

3- Diles que te ayuden a cocinar

hacer que los niños coman bien

Que no les guste la hora de la comida no quiere decir que no les encanten los preparativos. A cualquier niño le encanta eso de batir un huevo, aplastar una naranja o cualquier otra actividad relacionada. Solo tienes que tener en cuenta las capacidades motrices de tu pequeño a la hora de encomendarle tareas.

No solo disfrutaréis de un rato agradable sino que, además, les entrará hambre.

4- Trozos pequeños mejor que grandes

niño trozos pequeños

A los peques no les gusta ver el plato lleno a rebosar, les agobia. Por eso razón busca maneras de que su comida sea más pequeña y a la vez divertida. Mini hamburguesas, zanahorias baby, pequeños trocitos de brócoli, etc. les resultarán mucho más atractivos y se los comerán más a gusto.

5- “Imita” sus platos favoritos con ingredientes más sanos

comida imitacion niña










Es un hecho que al 90% de los niños les gustan las pizzas, hamburguesas, salchichas, etc. Como estos alimentos no son todo lo sanos que debieran, ni recomendables para un consumo diario, puede intentar imitarlos.

Pizzas con pan de pita, hamburguesas con carne magra de calidad o vegetales, fingers de pollo caseros, etc.., el límite lo pones tú.

6- Juega a vendarle los ojos

shutterstock_238610086

Muchas veces los niños se guían por lo que ven y no dan la oportunidad al sabor. Venda los ojos a tu hijo y juega con él a adivinar que es lo que come. Alterna comidas conocidas y que le gusten con algunas nuevas y premiado cuando acierte de lo que se trata.

7- Empieza con buen pie

niña comida sana

Un buen comienzo puede ser la base de una alimentación sana. Para su andadura con las comidas solidas elige siempre ingredientes frescos y de calidad antes que comida procesada en latas. Si lo acostumbras desde pequeño te será mucho más fácil que coma en reuniones y comidas familiares.

8- Tranquilidad ante todo

niño enfado comida

Seguro que hay algún alimento al que tu hijo se negará sistemáticamente alborotándose, llorando y montando un espectáculo para que le cocines lo que él quiera. No te alteres y simplemente ignora ese comportamiento. En el momento que se de cuenta que no consigue nada empezará a dejar de hacerlo.

9- Prémiale

niña premiada

El refuerzo positivo siempre es mejor alternativa que el castigo. ¿Habéis oído eso de “se cazan más moscas con miel que a cañonazos”? pues es totalmente cierto.

Aquí tu pones el límite, pueden ser unas pegatinas por probar determinada comida, una tarde en el parque, una visita al cine, etc… Esta técnica os servirá tanto para comidas como para que hagan cualquier otra tarea.

10- Días temáticos

comida china

Si innovas mantendrás su atención siempre. Puedes hacer ciclos de comidas étnicas,u día burritos, otro día fideos chinos, pollo al curry, etc. Así lo animarás a probar otro tipo de gastronomía y les resultará divertido eso de comer como si viviesen en otras partes del mundo. Si a todo esto le añades comer con palillos u otra cosa que lo haga divertido, tendrás muchos puntos ganados.

11- Todos juntos

shutterstock_19706134

El pequeño debe aprender que su comida no es el centro del universo. A la hora de comer es mejor si estamos todos juntos y nos centramos en algún tema de conversación familiar.

Si tienes que regañar a tu pequeño es mejor que lo hagas en otro momento, la mesa es para comer, no para regañar.

12- Meriendas más sanas

niños merendando

La hora de la merienda es el momento en el que nuestros hijos comen mas guarrerias. Bolleria industrial, snack y demás comidas poco saludables inundan los primeros puestos de alimentos favoritos a estas horas de la tarde.

Los niños vienen con mucha hambre y se comen lo primero que pillan, aprovecha este apetito voraz y tenles preparado algo sano como palitos de zanahoria, pepino con alguna salsa o fruta cortada en trozos. También puedes hacerle bocadillos o cualquier otra opción que creas conveniente. Aprovéchate de que llegan con hambre y se comerán lo que menos tardes en darles.

Esperamos que estos 12 consejos te sean útiles. Aplícalos con paciencia y seguro que consigues que esos alimentos que tanto repudian nuestros hijos se conviertan en algo habitual en su dieta.

Fuente: Pequerecetas

test

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%