in

14 falsos mitos sobre nutrición y dietas

Siempre los ha habido, pero parece que estamos ante una avalancha de nuevos consejos y conceptos revolucionarios que prometen hacer de nuestra vida el paraíso si comemos esto y dejamos de comer aquello.

En general, a la gente le encanta que le den soluciones sencillas para resolver problemas que pueden no serlo tanto, por eso no paramos de tragarnos un mito tras otro en nutrición y en otros muchos ámbitos de nuestra vida.

Gracias a Insider, hoy podemos desmontar 14 de los más grandes mitos sobre alimentación que se han puesto de moda en los últimos años.

El carbón activado es el mejor “detox”

Bolas de patata con carbón activado / Freepik

Si no conoces este suplemento alimenticio, te diremos que ha sido la moda de las modas en los últimos años. El carbón activado ayuda a absorber toxinas y deja nuestro organismo esplendoroso, algo que –se ha comprobado– es útil para combatir intoxicaciones y envenenamientos. Sin embargo, alguien decidió que esa característica lo convertía en el mejor ingrediente “detox” y se empezó a incluir en un montón de alimentos. ¿El problema? Que la capacidad absorbente del carbón activado no distingue entre lo que elimina de nuestro cuerpo y puede llevarse consigo nutrientes e incluso fármacos que necesitamos para vivir.

Los edulcorantes artificiales son mejores que el azúcar

Con el miedo que se le tiene al azúcar últimamente, es normal que los amantes del dulzor busquen alternativas. El problema es creer que son más sanas. Como explica Grace Derocha –experta en nutrición– a Insider, “muchos edulcorantes artificiales son químicos altamente procesados que no sientan muy bien a algunas personas. Puede provocar problemas digestivos como diarrea o gases, e incluso dolores de cabeza”.

En resumen, ninguna opción es del todo buena para nuestra salud si abusamos de ella. Lo mejor es acostumbrarnos al sabor real de las cosas y dejar de endulzarlo todo como si quisiésemos perder los dientes.

Los hidratos de carbono son el enemigo

Esto es importante: dejar de consumir hidratos de carbono es una tontería. Los carbohidratos proporcionan a nuestro cuerpo una gran cantidad de nutrientes y fibra; y uno de los más importantes es la glucosa, necesaria para que nuestro cerebro, nuestro hígado y nuestros músculos funcionen correctamente.

Eliminarlos de la dieta porque engordan y llevar a nuestro cuerpo a un estado de cetosis continuada es un error que podemos pagar caro. Síntomas que van desde dolores de cabeza, mareos o náuseas a pérdida de calcio y posibles arritmias. Eso sin mencionar que si se mantiene este tipo de dieta durante mucho tiempo, nuestro cerebro puede verse afectado, quizá no de forma drástica, pero sí contraproducente.

La leche de almendras es mejor que la leche de vaca

Ya sea por necesidad o por convicción, muchas personas han dejado de consumir lácteos. El problema reside en pensar que las bebidas vegetales son equiparables nutricionalmente.

Una taza de leche desnatada  proporciona 8 gramos de proteínas, mientras que la leche de almendras solo proporciona 1 gr. La única bebida vegetal que puede compararse con la leche de vaca es la de soja, pues contiene en torno a 7 gramos de proteína por cada taza.

Si te apetece mucho comer algo es que lo necesitas

Tu cuerpo no necesita una hamburguesa

Derocha afirma que no hay pruebas de que los antojos tengan que ver con deficiencias nutricionales. “A menudo, es una forma de que las personas justifiquen comer ciertos alimentos”, afirma.

Si crees que tu cuerpo te pide chocolate porque necesitas magnesio, deberías saber que las pipas de calabaza o el tofu tienen mucha más concentración de este mineral y probablemente nunca verás a nadie suspirando por comerlos.

Algo a lo que sí se han asociado los antojos es a la falta de hidratación, así que igual deberías beber agua, aunque tenga menos glamour.

Se engorda más a partir de las 18.00 h










Antes de las 18.00 puedes comer lo que quieras, claro

Tu cuerpo no sabe si estás comiendo a las 18.00 o a las 19.00, pero sí es capaz de decir cuántas calorías has consumido. En vez de dejar de comer, lo más sano es comer un poco menos.

Las grasas te hacen engordar

Lo que te hace engordar es el exceso de grasas y el sedentarismo. De hecho, las grasas son elementos necesarios para nuestro organismo, entre otras cosas porque ayudan a procesar algunas vitaminas. Lo más importante es saber identificar las que son más sanas, como las monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, el pescado azul, los aguacates o las nueces.

Además, si tu objetivo es adelgazar, deberías saber que un estudio de la Harvard School of Public Health determina que reducir las grasas no es el camino más eficaz a largo plazo.

Algunos tipos de azúcar son mejores que otros

La realidad es que los edulcorantes naturales no son mejores que los refinados. Por ejemplo, una cucharada de miel, una de sirope de arce y una de azúcar blanco proporcionan a nuestro cuerpo prácticamente la misma cantidad de azúcar sin gran variación en otro tipo de nutrientes.

El azúcar moreno, la miel, el azúcar blanco, etc. se descomponen en lo mismo: glucosa. Tu cuerpo no los diferencia.

Las verduras congeladas son menos sanas que las frescas

Es cierto que las verduras frescas tienen más nutrientes que las congeladas, pero también ocurre que pierden más propiedades por estar expuestas a la luz y al oxígeno.

La mejor opción es comprar las verduras congeladas que no son de temporada, y frescas las que sí lo son.

Hay zumos que puede desintoxicar tu cuerpo

Ya no tienes que pasar por esto

Lo primero que debemos asumir es que nuestro cuerpo es más listo que nosotros y ya tiene un sistema de depuración perfecto: el hígado y los riñones. Si no tenemos ninguna enfermedad y funcionan correctamente, podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos que no estamos intoxicados.

Partiendo de esta base, podemos deducir que ninguna sustancia “detox” va a cambiar nuestra vida, al menos a mejor. Los zumos depurativos pueden ayudar a que se eliminen nutrientes y calorías que en realidad necesitamos. Por eso se adelgaza tan rápido; aunque muchos no saben que los kilos vuelven tan rápido como se fueron.

Si quieres que tu organismo esté “limpio”, consume alimentos nutritivos, haz ejercicio, no comas en exceso, bebe mucha agua y gástate el dinero de los zumos “detox” en algo más productivo.

El gluten es malo

¿Intentando huir del gluten?

El gluten es malo si eres celíaco o sufres sensibilidad o alergia al mismo. Y ya. Si no lo eres, no hay ninguna razón para que dejes de consumirlo.

Muchas personas dicen que se sienten mejor cuando dejar de comer gluten, pero lo expertos creen que es probable que esta mejoría se deba a que se alimentan mejor en general.

Hay que beber 8 vasos de agua al día

Puede ser duro estar hidratado

De acuerdo con la Clínica Mayo, no hay una cantidad de agua fija que debamos consumir, sino que depende de muchos factores como la contaminación del entorno, la cantidad de ejercicio que hacemos o nuestro estado de salud en general, por ejemplo.

Además, hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo se hidrata a través de otras vías a parte de beber agua, como comiendo algunos vegetales u otras bebidas.

La mejor forma de saber si necesitas más agua es observando el color de tu orina. Si es clara, estás bien hidratado, si es oscura, necesitas más fluidos.

Tienes que comer 7 comidas pequeñas al día

En nutrición no se pueden establecer reglas que funcionen para todo el mundo. Comer poco, muchas veces al día puede ser bueno para algunos y no tan bueno para otros, depende del metabolismo de cada persona. Algo que sí conviene tener presente es el tamaño de las porciones y no saltar ninguna comida.

Todos deberíamos contar las calorías

Muchas dietas se basan en el conteo de calorías, pero lo cierto es que estas no nos dan toda la información importante de un alimento. Por ejemplo, 100 gramos de almendras tienen más calorías que 100 gramos de galletitas saladas, sin embargo, también tienen más nutrientes, fibra y proteínas. Si te basas en las calorías, preferirías las galletitas a las almendras y te estarías equivocando.

Los expertos en nutrición aconsejan considerar la calidad nutricional en general y tener claro que el conteo de calorías puede ser bueno si buscas perder peso, pero no si tu objetivo es tener buena salud.

Fuente: Insider

test

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%