in

15 actores que ganaron mucho peso para interpretar a sus personajes

Los cambios físicos extremos están a la orden del día en el mundillo del cine. Son muchos los actores que llegan lo más lejos posible para encarnar a sus personajes. Esto les lleva a ganar o perder peso de una forma casi alarmante.

Probablemente el caso más conocido es el del actor Christian Bale. Este hombre gana y pierde peso a una velocidad asombrosa. Pero no es el único en poner en peligro su salud por una buena actuación.
A continuación os mostramos 15 actores y actrices que han ganado peso para interpretar a algún personaje de cine o TV.

Hillary Swank ganó 8,5 kg de músculo para Million Dollar Baby

La ganadora del Oscar consumía 210 gr de proteína todos los días para conseguir alcanzar el peso requerido por su personaje. Además también entrenaba boxeo durante 2 horas y media diarias seguido de una sesión de pesas de 1 hora y media. Al final alcanzó su objetivo y, de paso, ganó una estatuilla por su interpretación en el film.

Ryan Reynolds ganó más de 11 kg de músculo para Blade Trinity

Ryan llevó una dieta de 3.200 calorías diarias durante 3 meses. Además también entrenaba 6 días a la semana durante varías hora en el gimnasio. El resultado es el que vemos en la fotografía. Este cuerpo le sirvió también para interpretar a Hal Jordan en la pésima adaptación fílmica del personaje de cómic Green Lantern.

Tom Hardy ganó más de 13,5 kg de músculo para interpretar a Bane en The Dark Knight Rises

El personaje de Bane en los cómics de Batman es un tipo exageradamente grande. Para interpretarlo, Tom Hardy entrenó en el gimnasio hasta unos limites casi inhumanos. El propio actor reconoció poco después que este cambio casi le cuesta la salud.

René Zellweger ganó varios kg de grasa para la segunda película de Bridget Jones

Con una dieta de unas 4.000 calorías diarias, la actriz René Zellweger ganó unos cuantos kilos de grasa para interpretar a la icónica y entrañable Bridget Jones. En la tercera parte de esta saga la actriz estaba dispuesta a repetir esta operación, pero en este caso no tuvo que engordar tanto. El motivo es que querían reflejar un peso normal de una mujer como cualquier otra. 

Ewan McGregor aumento varios kg para su papel en la 3a temporada de Fargo

Fargo va ya por su tercera temporada y en esta ocasión Ewan McGregor forma parte de su elenco principal de actores. El actor da vida a dos hermanos gemelos y para conseguirlo ha aumentado varios kg y además se ha rapado la cabeza. Un cambio interesante para una serie no menos interesante.

Matt Damon ganó más de 13,5 kg de grasa para su personaje en The Informant










El actor da vida al vicepresidente Mark Whitacre convertido en informante de la CIA. Matt declaró que realmente le pareció muy divertido ganar todo ese peso para su personaje. Comía lo que quería cuando quería. 

George Clooney ganó 14 kg de grasa para su papel en Syriana

El varias veces considerado “hombre más sexy del mundo” interpretó a un agente de la CIA en la película de 2005 Syriana. El propio Clooney a declarado que no le gustó nada tener que engordar de esa forma para el film, pero es un profesional y se debe a la actuación.

Chalize Theron ganó casi 14 kg de grasa para la película Monster

Aparte del maquillaje y las prótesis que se colocaba todos los días tan solo para deformar su rostro en pantalla, la actriz también tuvo que engordar bastante para interpretar a la prostituta convertida en asesina en serie Aileen Wuornos. Charlize dijo que su secreto para aumentar de peso era comer patatas fritas a todas horas. 

Bradley Cooper ganó más de 18 kg de músculo para su papel en American Sniper

Bradley Cooper llego hasta los 102 kg de peso para interpretar al Navy Seal Chris Kyle. Sus entrenamientos empezaban a las 5 de la mañana y no terminaban hasta bien entrada la tarde. Su físico debía ser lo más similar posible al de un soldado para retratar perfectamente al personaje.

Christian Bale ganó casi 20 kg para su papel en American Hustle

Es imposible imaginar una lista de cambios físicos de actores sin incluir a Christian Bale. El actor se atiborró de donuts, pizzas y hamburguesas con queso para llegar a los 103 kg de peso que requería el presonaje de Irving Rosenfeld. También se afeitó la cabeza y empezó a andar encorvado. El cambio fue tan radical, que su compañero de reparto Robert De Niro, tuvo que preguntar quien de los presentes era Bale al no ser capaz de reconocerlo.

Matthew McConaughey ganó más de 21 kg para su papel en Gold

Según Matthew, para alcanzar este peso tan solo tuvo que convertir todas las noches en “noches de pizza”, desayunar cerveza y hamburguesas y comer todo lo que se le antojase a todas horas. Lo meritorio del asunto es que el actor había perdido recientemente 20 kg para su anterior papel en Dallas Buyers Club.

Rob McElhenney ganó casi 23 Kg para su papel en la serie It’s Always Sunny in Philadelphia

Durante 5 meses Rob estuvo comiendo hamburguesas, helados y batidos a diario y todas horas. Tanto el actor como los productores de la serie pensaron que sería un buen aliciente el convertir a su personaje en un hombre con sobrepeso.

Ryan Gosling ganó más de 27 kg para la película The Lovely Bones

Si habéis visto la película os estaréis preguntando ¿En que momento sale Ryan Gosling en el film? Pues efectivamente no aparece, pero su aumento de peso si se debe a este film.

Ryan fue seleccionado para el interpretar al padre de Susie Salmon, la protagonista del film. Resulta que cuando lo contrataron Ryan pesaba 68 kg. El actor pensó que la esencia del personaje pasaba por aumentar su peso hasta los 95 kg. Sin consultar con nadie Ryan se dedicó a comer helados, hamburguesas y demás comidas poco sanas para alcanzar su objetivo. El día de rodaje se presentó con ese aspecto en el set y el director del film, Peter Jackson, no daba crédito a lo que estaba viendo.

Con una visión muy distinta de como debía ser el personaje, Peter despidió automáticamente a Ryan y contrato a Mark Whalberg para su papel.

Robert De Niro ganó más de 27 kg para una escena de Raging Bull

De Niro se puso en forma para interpretar al legendario boxeador Jake Lamotta en esta película biográfica. Entrenó duro durante muchos meses para conseguir el cuerpo de un deportista e incluso el propio Lamotta le estuvo dando clases de boxeo. Todo esto ya fue de por si un trabajo físico realmente agotador, pero la peor parte no había llegado todavía. Para una de las escenas finales del film, De Niro tuvo que engordar más de 27 kg de grasa. Esto le produjo ciertos problemas de salud e incluso depresión. Suponemos que el Oscar que ganó por este papel le ayudaría a llevar mejor su bajada de peso. 

Vincent D’Onofrio aumento más de 31 kg de grasa para su papel en Full Metal Jacket 

D’Onofrio llego a los 127 kg de peso para interpretar al recluta patoso en la famosa película de Stanley Kubrick. La transformación fue realmente complicada, tanto es así que Vincent declaró que una cosa tan sencilla como atarse los zapatos se había vuelto una tarea bastante difícil. Este aumento de peso también minó la autoestima del actor. Aunque no sabemos hasta que punto, ya que años después volvió a aumentar de peso para su papel en el film The Salton Sea.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote